miércoles, 13 de mayo de 2009

Mudanzas Arnanz.




Se puso el sol, era una mañana de viento, en uno de esos días en los que la primavera recuerda el invierno ya pasado, cuando el frío dispara uno de sus últimos estertores.

Contraté, via golpeo en la puerta que está junto a la cocina, a Mudanzas Arnanz que con diligencia se prestó a desplegar toda su amplia gama de servicios.

Trasladamos un puñado de ropa y un escritorio.

Una mudanza como dios manda al cuarto de al lado.

Contemplad el nuevo tesoro.

Lo que proyecta nuestro reflejo en la foto es nuestra nueva adquisición.

Un espejo.

Si o si. 

Calidad de vida.

4 comentarios:

J. Sánchez dijo...

Álvaro, ¿por qué no te han cogido a ti y si al Mariano en el casting de Robin Hood?

Calvanki dijo...

No estás al tanto de las últimas noticias.

Pero aún ha pesar de todo, hay que admitirlo en voz alta.

No he dado la talla para el casting de Robin Hood.

jeje

vidadeunviajante dijo...

ya quisiera yo tener un espejo de semejante tamaño...

he olvidado lo que significa calidad de vida desafortunadamente...

la aventura tiene sus precios no?

Gema dijo...

Cada vez te veo más zumbaooo...weno cuarto nuevo??con espejo??más grande?? Ya voy a estar por alli dandote el coñazo otra vez!!!

Muac