jueves, 29 de diciembre de 2011

Busca las 7 diferencias.


De una foto a otra hay como unos quince años... y es que en estas Navidades me he dado cuenta cómo de rápido pasa el puto tiempo.

No mucho más que contar, sólo eso, que el tiempo se va escabullendo.

Y bueno, lo de siete diferencias es porque había que titularlo de alguna manera, porque en realidad hay quinientas.

Pd: menos mal que me quité el pendiente.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cafe Fiori en Leicester Square.



En Navidad todos los españolitos que estamos buscándonos la vida en London intentamos regresar a comer el turrón en nuestra tierra. Y los que están hartos de turrón en nuestra tierra se vienen para London a pasar unos días y a visitar el Big Ben, la Noria, el British Museum, Covent Garden y bueno, esos diez sitios imprescindibles en las que todas las guías al uso se ponen de acuerdo.

Quizás alguna de ellas recomiende el Cafe Fiori, no voy a investigarlo. Pero si estás harto de dar vueltas, tienes los pies hinchados, la cámara pesa con las diez mil fotos que jamás vas a volver a ver después de subir siete al facebook, has comprado ya el te británico que viene de Sri Lanka metido en un autobús de hojalata o la taza con el "Mind the gap" y te entra hambre, y ya estás hasta el culo del McDonals el Burguer King o el Pret a Manger y quieres un bocata güeno, güeno, como el de filetes de pollo empanao, vete al Cafe Fiori, que está justo al lado de la estación de Leicester Square. Más centrico imposible. Cumple la sagrada regla de las tres "B": Bueno, bonito y barato.

Y si quieres ya que la sagrada regla de las tres "B" se convierta en la sagradísima de la ostia puta regla de las tres "B"... sólo tienes que salir de juerga por el centro, dejar que un tipo te convezca para ir a un club entrando presuntamente más barato regalándote un chupito de licor del malo, intentar una aproximación simiesca a la bandada de guiris morconas con minifaldas o a la jauría de british despeinados de nariz respingona y que luego tras gastarte lo más grande es cubatas en lo que en vez de echarles el alcohol sólo se lo enseñan y ya cuando estés vagando por las calles en zig zag, sin saber qué demonios de autobús tomar para regresar a ese inmundo B&B donde las magdalenas duras de por la mañana te han jodido un diente y el estómago hace acto de presencia con su "aquí estoy yo, come o muere"... entonces ve al Fiori y pídete el bocadillo de filete de pollo empanao. Y si sigues estas directrices te aseguro que será la mayor experiencia culinaria que hayas vivido en Londres.

PD: La foto no es del cafe Fiori, sino del estado en el que debes estar para que ese bocadillo te sepa a gloria.




In this post I´m only suggesting a place to get a delicious sandwich for the Spaniards who are coming to London to spend a few days visiting the highlights that every guide says you can not miss. After a day shooting pictures, walking around or a night dancing, trying to flirt and drinking, Cafe Fiori´s sandwich can save your life.

viernes, 16 de diciembre de 2011

150 interconectados.



Estoy leyendo en el libro "The Tipping Point" que en lo concerniente a las relaciones humanas el 150 es un número sumamente importante.

Resulta que si un grupo supera esa cantidad, las relaciones entre sus distintos miembros se deterioran, vuelven frías, la gente empieza a no conocerse, se generan subgrupos, las enemistades, problemas y malentendidos son mucho más arduos de gestionar y bueno todo lo que ello conlleva y que podéis imaginar.

Londres es una ciudad de unos nueve millones de habitantes, millón arriba o abajo.

Las deducciones os las dejo a ustedes mismos.

A uno esta ciudad le puede parecer fría, vertiginosa, inhumana. Y es completamente cierto. Ayer en el metro por ejemplo una abuelita se subió al vagón y preguntaba si aquella línea la llevaba hacia no sé donde. Por unos diez segundos nadie la contestó, delegábamos en el de al lado el coñazo de tener que repetir a la abuelita tres o cuatro veces que sí o que no, demorando el esfuerzo de tener que averiguar si la estación a la que la señora se refería estaba en el display justo arriba de nuestras cabezas. Finalmente la de al lado empezó a proferir sonidos, el de enfrente acertó a decir que sí, pero la de mi izquierda dijo que no, la abuelita estaba hecha un lío, un joven se levantó y señaló en el display que efectivamente la estación estaba allí y que la abuelita estaba en el tren correcto, otro se levantó y la ayudó a sentarse y no sé muy bien cómo todos rompimos a reír por el desorden que la ochentona había introducido en nuestro vagón.

Por lo tanto, Londres como megalópolis es fría, vertiginosa y inhumana.... los primeros diez segundos. Los diez segundos de confusión de que un completo desconocido de distinta raza, credo, edad y condición te pregunte por una dirección, pida ayuda, o cualquiera de los motivos por lo que un extraño se podría dirigir a ti.

Y por es tan importante ese artilugio de no más diez centímetros que religiosamente todos atesoramos en nuestro bolsillo. Es por eso que en esta ciudad a cada poco ves a siete personas utilizándolo al mismo tiempo, mientras esperan, en le bus, en la cola del club, en el restaurante. El móvil subraya a los 150 de nuestro grupo allá donde estén, puede que alguno justo enfrente compartiendo nuestros espaguetis, o leyendo tragedias griegas con un biberón, puede que otro ande por Sri Lanka de luna de miel, o en Brasil haciendo negocios, o en Helsinki preparando una exposición de fotos, algunos pueden estar en Polonia peleando como jabatos, o en México apretándose los michelines para caber dentro de un traje, o por qué no en Lanzarote alimentando a unos perros ajenos o en Valencia esperando que lo manden para Madrid o en Madrid sujetando un micrófono, incluso es posible que haya alguno devanándose los sesos en Sevilla para que los muebles columna de su cocina sean menos profundos y así poder encajar el horno que utilizará una vez cada siete meses para hacer un plato incomestible. Y en mi caso, la mayoría todavía andan por Alcalá de los Panaderos, esperando hijos, estudiando opos, sacando a pasear a un perro pequeño al callejón del huerto, trabajando para Vodafone, superando trances como valientes, o sea más o menos haciendo sus vidas.

Facebook, twiter, whatsApp, Googletalk, messenger, skipe... son el adhesivo que mantienen pegados a nuestros 150, allá donde estén.

Y el móvil, hoy en día, es es el item que lo permite de una forma fácil, sencilla y deslocalizada. Así que con dos cojones, VIVA EL MOVIL Y LA MADRE QUE LO PARIÓ!!!



Nokia lanzó su nuevo periférico con un espectáculo 4D al que tuve la malafortuna de asistir, porque casi una hora de pie muerto de frío para ver ese minutito que tenéis ahí enfrente. Pero bueno, que sirva como homenaje.

Y gracias a uno de los 150, uno que ha ido a repoblar Zaragoza, ya que esta entrada la he escrito escuchando a Catpeople, su recomendación.

You know, when I was a teenager I hated mobiles... I guess for a guy who thought he was a grunge it wasn´t cool to want a mobile. Obviously he got it at the end. And since then he has always carried one. Now a days he doesn´t love it but he really thinks that it is the easiest way to keep in touch with the people he cares, in any time in any moment. So he has to surrender to reality and start thinking that becoming a mobile´s addicted is not so bad.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Salva al tigre.




En Londres resulta que te estás tomando un café helándote de frío porque te obligan a helarte de frío porque ya no se puede fumar dentro y te viene un tipo con un chubasquero naranja que dice "save the tiger" a darte la murga con que al tigre hay que salvarlo, que está muy jodido, y que si cuando te acabes el café por qué no mandas un mensaje a no sé donde con lo que donas no sé cuánto y te das de alta en no sé donde y le das tu email para no sé qué cosa y luego te unes a no sé que otra historia y cuando haces todo eso resulta que estás apadrinando a un tigre y lo salvas y todo. En y desde Londres puedes alimentar a niños en áfrica, contribuir en la investigación contra todos los cánceres que hayan sido alguna vez prescritos, salvar a todo bicho viviente que esté en peligro, ayudar a los sin techo y a los con techo pero sin dinero. La caridad aquí es una religión y hay empresas que ponen a vendedores en la calle que te ofrecen algo de buena conciencia a cambio de unos cuantos pounds y varios email molestos durante algún tiempo. Cuando te encuentres un chubasquero color chillón alguien te van a pedir algo de dinero telemático para que salves algo... yo lo hice una vez, contribuí a comprar una red mosquitera para salvar de la malaria a no sé que niño de áfrica que supongo que ya estaría alimentado; quizás sea una especie de pirámide caritativa, una recoge el dinero para alimentarlo y otro para que el mosquito no eche por tierra el trabajo de la primera. Ahora lo que me queda duda, es que si salvo al niño de la hambruna, lo salvo del mosquito, ayudando a salvar al tigre a lo mejor le estoy volviendo a poner en peligro. Quizás dentro de poco haya una charity (es el nombre que tienen estas organizaciones) con la que subvenciones un fusil para que el niño al que alimentaste y al que ayudaste a no pillar la malaria se defienda del tigre que salvaste. Total, habrá que terminar el trabajo, no vamos a salvar a los niños del hambre y la malaria para que se los coma el tigre. Entonces es cuando los tigres ya si que no sobreviven. Con los tigres fuera del mapa, ahora lo que tenemos son muchos adolescentes con fusiles, alimentados y sin malaria. Así que salvar al tigre se traduce en un montón de adolescentes de los paises que no dejamos que se desarrollen con armas y mucho tiempo libre; sanos como un roble. Y eso sin contar con las charities gubernamentales de los países pluridesarrollados que ya llevan años de ventaja solidaria inundando de armas esos países que no se acaban de desarrollar. Que al final no hay hambre, no hay malaria, no hay tigre, pero hay muchas armas. Entonces ahí. yo, apurando el café, decido. Corto la perolata del del chubasquero naranja y le increpo. Lo que tendría que haber es una charity para la proliferación de las armas de destrucción masivas y que se acabase ya de una puta vez con tó. El tipo se queda estupefacto y ya río y le digo que es coña, que no hombre, que los atajos nunca son buenos, que al final nos destruiremos pero total, para que darse prisa, que eso de la charity de la destrucción masiva era una gilipollez. El tipo da un paso para atrás. Yo dejo el vaso de plástico reciclable en la mesa, me levanto, me coloco la bufanda porque el frío no entiende de caridad, me pongo un cigarro en la boca y le digo la verdad: que no; que no tengo yo el día hoy para tigres.

Así que regateando al del tigre, y como no tenía ánimo de fotos, al final he encontrado ese tigre gracioso en la red y es el que he puesto.

Y bueno, por si a alguno le da por salvar al tigre. Aunque como el tigre que salves se coma al niño al que le compré la red... atente a las consecuencias...

Ok, Even me don´t know what the hell I was talking about. I guess about charities who ask you some money and support to save tigers, whales, kids, and whatever... but I think in spanish my thoughts are a bit more complicated, bizarre and stupids than in English. In English I´m much more settled. I was having a coffee and I saw one of these guys with colourfull raincoats asking to save the tiger. He even didn´t ask me... maybe I don´t looks like the kind of guy who leave some coins in charities but something happened that made me think a little. A girl that was passing by said something to him: Sorry I don´t need this kind of sales, thank you.

jueves, 1 de diciembre de 2011

La huelga de la squeezed middle

Salgo de dar las clases de español y me encuentro con esto.



Llego a casa e indago. Dos millones de trabajadores del sector público -que no quiere decir que todos sean funcionarios- han salido a la calle con pancartas, silvatos, consignas y canciones.

Es la squeezed middle la que está protestando. La que según no se qué estudio tras diez años de austeridad, el periodo de tiempo que comprenderá del 2006 hasta el 2016, van a tener unos ingresos menores que los de los catorce años precedentes. O algo así. Vamos hablando en plata: que nos empobrecemos. Que la Universidad cuesta más pasta, que las tarifas energéticas suben a cada poco, y que dentro de no mucho habrá que pagar al de la bata blanca de turno para que te recete algo de paracetamol por el resfriado que has cogido por no haber podido pagar la calefacción.

Hay mucha gente en el planeta, cada vez menos recursos... la ecuación es bien sencilla. Pero en vez de racionalizar y emprender medidas que repercutan el mayor bienestar para el mayor número, en una dosificación de los recursos planificada para que sobrevivamos como ente planetario de una forma digna, con nosotros y nuestro entorno; en vez de eso un ejército de miles de soplagaitas, tiburones, cortos de miras, perezosos o directamente hijosdeputa son los que nos dirigen desde los parlamentos o desde esas fotificaciones aéreas que son los rascacielos.

Pero los culpables somos nosotros. Vaya por delante.

Y aunque salir a la calle con pitos y pancartas sea a lo mínimo un acto simbólico (ya sea en esta huelga, o en el 15M, o en las que vengan) queda todavía mucho camino por delante.

Y para mi la clave consiste en cambiar una cosa.

La actitud.

Porque todos esos que salen y pitan y vociferan y cantan y gritan y reclaman y protestan todavía están mil millones de veces mejor que la mayoría de los que viven en este planeta.

I came up with this strike yesterday. This was their issues . And my thought is quite simple. Hard times are coming, very hard ones, and I guess nothing is gonna change with strikes, songs, whistles or banners, a very tiny thing but very important have to change: the attitude. Yes guys, don´t forget that despite your cuts you quality of life is one millions times better than the rest of the planet, so... I think it could be a start fighting for a better and fairer world instead fighting to be able to save the payment of a paracetamol tablet. Blame politics and the economic world for making a bullshit world not to cut your pension.



jueves, 24 de noviembre de 2011

Cuando los genios ladran.



La mesera abrió la puerta buscando vasos vacíos, pero aún algo de cerveza les quedaba a las pintas. Eras sobre las siete, un lunes 21 de Noviembre, en la terraza trasera de un pub en cuyo letrero de entrada se leía la formula: E = mc2. Un genio de la física ese Einstein y un genio de las letras y la música era al que nos disponíamos a ver en cuanto acabásemos ese buchito de cerveza que impidió a la mesera hacer su trabajo.

Es ese que mal se ve a la derecha de la foto, con un sombrero gris.

Mariano nos advirtió que no esperásemos un derroche de voz, que el hombre con sus setenta tacos pues que hacía lo que podía, y más que cantar ladraba.

Y eso fue exactamente lo que hizo, ladrar. Ladrar a lo rockabilly. Incluso haciendo casi irreconocible "like a rolling stone"

Pero es un genio, un tipo que ha alimentado de música a varias generaciones, susurrado cien historias como la de aquél Huracán al que el racismo, la envidia y los prejuicios encerraron entre rejas, un tipo al que casi matan cuando tomó una guitarra eléctrica, un gachí al que las modas le resbalan, porque él sabe que va siempre unos pasos por delante, un autor que ha sabido sobrevivir a toda una era sin dejar de ser un punto anacrónico. Ahora ladra, pero es un genio, y los genios se les perdona incluso hasta le edad.

Al principio fue Mark Knopfler a lo folk con una banda repleta de buenos músicos, de esos que tocan bien el órgano, la flauta, el violín y un puñado de guitarras raras. Pero la cosa se ponía caliente porque el genio no salía y ya hacía una hora que el señor Knopfler arañaba su stratocaster. Se hizo un poco de rogar pero al final allí se plantó, escorado, sin ocupar el centro, una travesura digna un tipo que sabe que da igual la posición que ocupe porque es él quién lo va a llenar todo.

Y así se desplegaron dos horitas más de música, dónde apenas pude adivinar un par de canciones, con ese cabezón que tenía delante balanceándose al pulso de la música, y la cincuentona al costado a la que le brillaban los ojos como a una quinceañera, a un señor de pelo blanco a la izquierda que a cada rato le contaba una anécdota al que sería su hijo, un tipo bastante más mayor que yo; por no hablar de la rubia pálida veinteañera con chaleco de lana de siete colores que silbaba atronándome a cada final de canción. Fue toda una experiencia.

He querido ir a un concierto suyo desde que les birlé a mis padres un viejo cassete en cuya portada estaba pintado el retrato de un tipo a lo Matisse y que escuché en mi primer walkman sonny.

Ya lo tengo en mi currículum.

Un lunes, después de una pinta, fui a ver a Bob Dylan.

A un genio que ahora ladra.

I was in a big gig last monday. Bob Dylan and Mark Knopfler. I was a bit disappointed because he didn´t sing "the times they are A-changin" one of my favourites songs ever. At least he went for "like a rolling stone". It was in Apollo Hammersmith, so, when it finished I have just walk 10 minutes to reach home. It was cool see Bob Dylan only 10 minutes far from our home. And now I can put it in my CV. I was in a Bob Dylan gig!!!!

sábado, 19 de noviembre de 2011

Una noche jugando al risk 2210 hablando de Wembley, la Roja y la Distric Line.



Mañana curro, uno aquí tira los dados de ataque, el otro se defiende. Yo estoy como Napoleón en Waterloo, aunque lo que quería conquistar era la luna, y hacerme el dueño de los territorios submarinos... pero aquí ando esperando a que el ejército negro me aniquile y así poder escribir esta entrada tranquilamente. Acabo de sacar dos cincos seguidos, pero en la tercera ha sacado un seis y me ha fulminado. Bye bye Oceanía.

Voy a perder (aunque todavía queda una infimísima oportunidad volcar la balanza en el último momento... ya os diré al final de la entrada si los astros se conjugan)

Y al igual que en este tablero repleto de ejércitos acudí a Wembley el sábado pasado a deleitarme con veintidos soldados luchando en un tapiz verde.

Ya sé que no es hora, porque las noticias en el mundo de hoy no duran ni el tiempo que se emplean en que aparezcan y de antemano asumo que no sólo es inactual, sino un punto absurdo comentar un partido amistoso de fútbol una semana después de de que el esférico dejase de rodar por el césped; más cuándo en el fútbol cada tres horas hay siete noticias.

No obstante, es hoy y sólo hoy, siete días después, cuando se me ha ocurrido una plausible explicación. La explicación que podría contestar a la pregunta: ¿Cómo pudo España perder aquel partido?

Y es que la mejor selección del mundo, sin lugar a dudas ninguna, la que despliega el juego no sólo más efectivo sino el más hermoso, perdió aquel partido por la misma razón por la que hoy me he tomado el café de mala manera, no he disfrutado el cigarro y he ganado menos propinas.

Un segundo, ahora continuo, que me toca regorganizarme, atacar y rogar por esa ínfima oportunidad que todavía colea.

Ha sido rápido. Creo que Oceanía nunca volverá a ser mía.

Bueno, continuamos. Normalmente todas las mañana me suelo levantar una hora y media antes de trabajar. El tiempo está calculado. Cinco horas de desperazamiento, quince de ducha, cinco de vestirme y otros cinco de recoletar las cosas que necesite, meterlas en la mochila. Diez minutos hasta Ravenscourt Park. Unos tres minutos esperando el metro. Seis minutos hasta Earls Court. Cinco minutos de nuevo esperando en enlace y otros diez hasta Notting Hill. Unos cinco hasta salir del subterráneo. Eso me deja una media hora. Voy al Nero, pido mi doble expreso take away y hago que me estampen mi tarjeta de fidelidad; salgo a la terraza y si está ocupada al banco que está enfrente del Waterstone, preferiblemente el del medio que tiene una balda suelta y suele estar desocupado. Me fumo mi cigarrito. Cuando más o menos queda un cuarto de hora me voy al Pret y me pillo un bocadillo, casi siempre el de proscuito -jamón malo italiano-. Cruzo la calle engulléndolo. Entro en el curro, ficho, me cambio, me hago un te de ginger y justo tres minutos antes de contar el dinero y empezar la jornada me fumo otro cigarrito. En la puerta de afuera, tranquilito.

Esta es una rutina que se despliega con una maravillosa exactitud y de esa rutina depende el ánimo para el resto del día y del ánimo depende mi buen rollo con los clientes y de ese buen rollo dependen en gran parte mis propinas.

España no gana a Inglaterra tumbándola en todos los aspectos del juego por el mismo motivo por el que yo un día cualquiera no hago las propinas que debería hacer.

Por la puta Distric Line.

Levantarme una hora y media antes depende de mí, como ducharme en un cuarto de hora y no en veinte minutos, al igual que de mi voluntad pende el hecho que tarde en recorrer la distancia de mi casa al metro sólo diez minutos y no once, doce, o trece. Pero tu voluntad no importa una mierda si el trenecito de los cojones le da por no llegar; o lo último: por llegar como hoy a su hora, pero ya cuando estás montado y leyendo "el Beso de la mujer araña" el conductor diga que cambia de itinerario, te tengas que salir y esperar al siguiente, que tarda lo suyo. Con lo que la demora al salir del subterraneo es ya mayúscula, y ese día hay cola en la cafetería y se te olvida la estampita y no tienes encendedor y cuando llegas al Pret tu bocadillo no está y no hay ninguno que realmente te guste y el semáforo está en rojo y cuando alcanzas a abrir la puerta de la cocina te encuentras con que hay un jefe nuevo y no te puedes hacer, por lo tanto, el té de ginger. Así que al final apuras como puedes el sagrado cigarrito de antes de entrar tras haber preguntado a siete si tenían mechero. En la puerta de afuera, no tranquilito.

Claro, rota la rutina, corrompida su exactitud, ese día no haces propinas.

Pues eso mismo le pasó a la selección, ella es la misma, su identidad se quedó intacta, hizo el tici-taca, fue fiel a sus principios, no tiró mucho a puerta pero tiró más, suficiente diría yo; y ese día al igual que a la Distric uno cualquiera le da por no llegar o llegar tarde, ese día, al balón le dio por no entrar.

No hay que buscar culpables, no hubo errores de bulto, es un ejercicio vacuo analizar cada detalle para explicar por qué ese pase fue así, o por que no llegó ese defensa, o porque dió en el palo y no salió fuera.

Es sencillo, y mejor que lo aceptemos. En los partidos y en la vida, a veces los balones no entran y los metros no llegan.

Por cierto, al final el milagro ocurrió. Gané, como la foto de ahí abajo testifica y al señor que iba en cabeza se le ha quedado una cara de... (pongan ustedes el adjetivo) que no veas.

A ver, este es un risk tuneado, y esa es una tabla de resultados. La ficha roja, yo, no podía ser de otra manera, es la que al final se llevó el gato al agua (aunque he de admitir que aunque de rojo, jugando más a la italiana)

Y es que gracias a dios, a veces también, los trenes llegan y los balones entran.


miércoles, 2 de noviembre de 2011

El día en que Richard Curtis me pidió perdón




Así como que el nombre no os va a decir nada, pero ese quillo es el director de "Love Actually" o el guionista de "Notting Hill" o de la que para mí podría entas entre las diez mejores comedias dramáticas de la historia, no es sino otra que "Cuatro Bodas y un Funeral" (dispénseme el señor "La cabeza en la puerta" que seguramente me rompería las piernas con un ladrillo de gominola por semejante afirmación)

La cuestión que veo a un notas con un guión y le pregunto si es guionista, estaba con su familia, así que no muy dado a hablar, y luego le digo si debo conocer algo de su trabajo y me suelta que claro que sí, que él da por hecho que debo conocer la película cuyo título es el mismo que el nombre del barrio en el que trabajo. Yo como un gilipollas raudo contesto: ¡Notting HIll!" con la calentura, nerviosismo y entusiasmo de aquel que acaba de ganar el premio gordo en un concurso de preguntas.

La cosa es que tras la estupefacción del principio me pongo serio y con tono grave le espeto. "Pues muchas gracias, es usted mi pesadilla" El cambia el gesto, la madre y la hija dejan de hablar, me miran fijamente afilando las uñas y cuando ya tengo toda su atención, alego de una forma más distendida: "Gracias a usted cada no poco un par de turistas me hacen señalarles en el mapa o indicarles donde diablos está la famosa librería dónde Julia Roberst se enamora de Hugh Grant". El hombre se ríe, y a continuación me pide perdón, excusándose de que su pluma me haya causado semejante pesares.

Dos observaciones finales.

Una: Turistas del mundo, aquí está la librería de los cojones.

Dos: El de la foto ni es Richard Curtis, no soy yo y no tengo ni idea de si será un turista, y realmente no podría contestar a la pregunta de qué carajo hace el notas ese encabeza este post, pero no sé, me da como paz el hippy ahi mirando el estanque.


Richard Curtis, the guy who wrote Notting Hill has just apologized with me, it was because I told him that thanks to him I have had to answered two millions times to the question "Do you know where is the Travel Book Shop from the movie Notting HIll?", you know, tourist are very special kind of people and it´s so annoying when you have to spend a couple of minutes explaining how to reach the book shop while you are working, specially if you are busy, and specially if those tourist don´t speak a word in english or spanish. And I don´t know if Mr Curtis felt really guilty because I left a very, very, very good tips. Anyway, It was a good anecdote.

lunes, 24 de octubre de 2011

En el backgammon se juega con dados.



Desde los "Juegos Reunidos Geyper", he estado observando con suspicacia al Backgammon. Siempre fue un enigma. Aquellas reglas me parecieron un batiburrillo indescifrable y jamás supe como poner en marcha aquellas fichas en un campo sembrado por triángulos a dos colores. Rápidamente me mudé a los más sencillos, como la oca o la ruleta. Y es que uno era vago desde pequeño.

Luego lo volví a encontrar en el reverso de algún ajedrez magnético, o me llamaba la atención allá cuando aparecía en una película, o lo identificaba colgado en un mostrador de juegos de viajes en un aeropuerto. Y siempre albergaba la misma mezcolanza de sentimientos; por un lado el reto de aquel juego al que nunca aprendí a jugar y por otro la incredulidad de que con ese poco atractivo tablero se pudiera divertir uno.

Hace poco me enseñaron sus reglas. Mi padres se habían enganchado, un vicio de origen argentino, porque fue uno de ellos quién se lo descubrió a mis progenitores.

Por fin ya sabía jugar al backgammon.

Así que mi primer objetivo tras mi último periplo alcalareño fue adquirir un backgammon propio. Y he de decir que no ha sido tarea fácil.

Primero busqué por mis alrededores, en un par de tiendas de esas que tienen de todo, luego con los chinos, que aquí suelen ser indios, incluso di con una tienda de juegos en el Kings Mall de Hammersmith y hasta hice que el David me guiara hasta el museo del juguete en Goodge Street, mucho más allá de las fronteras de mi barrio. Y nada, no daba con él.

Como no cejaba en mi empeño otro día timé al Jordi para que me acompañara al London Chess Centre, pero llegamos tras una sofocante carrera justo después de la bocina y allí con la puerta cerrada a cal y canto veía al alcance de mi mano seis o siete diferentes backgammons que ya no podía comprar.

Un día en mi break, volví y ya por fin lo tengo. 39,95 libras.

El Backgammon tiene algo, no por casualidad es el juego de mesa más antiguo del mundo y a diferencia del ajedrez añade un detalle que lo acerca mucho más a lo que es la vida: el azar, el factor suerte.

El factor suerte determina que nazcamos en España, en Londres o en Malawi.

Y los que nacen en Malawi tienen que poner mucho más empeño e ingenio para conseguir algo que tan sencillo es para nosotros: sobrevivir.

A uno de Malawi le cuento yo mis vericuetos para gastarme cuarenta pavos en un backgammon y se parte de la risa cuando no lloraría.

Maree e Iain van para Malawi, a echar un cable, y se han propuesto un juego para recaudar algo de dinero. Durante una semana van a abstenerse de algunas pequeñas comodidades que nos hacen la vida más fácil y a las que la mayoría de los Malauíes ni siquiera tienen acceso: hablamos de una semana sin tele, sin radio, sin facebook, sin gimnasio, sin internet, sin cafe, te, tabaco o cervezas, no cine, no restaurantes ni comida precocinada. Creo que han decidido sabiamente no prescindir de la ducha.

Y ahora pensad que como en el backgammon la vida es un juego, y la estrategia, la táctica, el estudio, la experiencia y los talentos te llevan a donde estás. Pero advertid que al final nosotros hemos tenido la puta jodida suerte de caer en un mundo donde los dados, de entrada, han sido ya más que favorables.

Eso sólo tiene una palabra: potra.

Así que en estos tiempos de crisis, deudas, paro y bolsillos vacíos, sabed que aún a la gran mayoría del planeta ni siquiera se les ha permitido entrar en el juego.

Echar unos euritos para apoyar la iniciativa de Maree e Iian. No seáis gañanes, al fin y al cabo es sólo para comprar unos rotuladores, algo de medicinas, quizás algún libro, semillas y poco más. Pero quizás con eso le estéis dando a algunos la remota posibilidad de ganar.

Yo ya lo hice, y también estrené el backgamon y ahí los dados, como en la vida, me están ayudando.

Que siga siendo así.


I don´t know yet how hell I could link backgammon with Maree and Iian´s travel to Malawi. But I did and the thing is that these guys are going to Malawi and they need some help. Check it out here, and please, don´t be tightwad and give some coins.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Vivir en Londres.



FOTO por Marta Comesaña.


TRABAJO.

Lo primero es el currículum.

Dejarse de milongas. Una sola página. Y yo lo haría especializado. Uno para hostelería, otro para tiendas, otro para ordeñador a distancia de vacas preñadas, etc, etc, etc. En trabajos no cualificados podéis mentir y engrosar vuestra experiencia con dos o tres restaurantes más o dos o tres tiendas más, pero que no se os vaya la mano.

Si queréis aprender de verdad inglés, utilizad el sentido común y buscar trabajos donde haya compañeros nativos. En el caso de la hostelería por ejemplo los pubs.

Otra prioridad debe ser que esté cerca de vuestra casa. Por no tardar una hora en llegar, por no tener que coger autobuses nocturnos y sobretodo para no gastarse una pasta. Ver sección Transportes más abajo.

Una forma fácil es curriculear a través de internet. La mayoría de las cadenas tienen en su página web un apartado de búsqueda de empleo. La lista es interminable: itsu, yosushi, wagamama, Pret a Mange, Wasabi, Samurai, Pizza Express, Bella Italia, Strada, Cafe Rouge, Eat, Costa Café, McDonals, Cafe Nero, Starbucks, Burger King, Giraffe, Nandos, Wahaca, Leon, etc, etc, etc. Patear las calles con una libreta y sitio que parezca una cadena os lo apuntáis y miráis si podéis entregar vuestro currículum por internet.

Otro sitio son las empresas de trabajo temporal, pero ahí curras en fábricas y es más chungo, menos tiempo para socializar, aunque sueles tener los fines de semana libre. Pones "temporary work london" y ya lo flipas. Yo la única que conozco es Extraman. Tengo a un amigo al que le ha ido bastante bien allí.

También tenéis este otro buscador de trabajos, es por palabras claves y es muy util. Se llama Job Crawler

Luego están las tiendas tipo Zara, Uniqlo, Next, Gap, House of Frazer, Maximmo Dutti, etc, etc, etc. Algunas tiene oficinas de reclutamiento, otras van por internet, y otras contratan en especie en cada establecimiento a opinión del manager de turno. Yo en este sector no estoy muy metido, pero supongo que es buscar "zara london" irte a la página de Londres, ver si puedes aplicar por internet, o averiguar dónde está la oficina de reclutamiento (una oficina donde centralizan la contratación) y mayormente si en la web no aparece nada de eso es que tienes que ir tienda por tienda. Hay millones de calles comerciales. Está claro que la más famosa es Oxford Street o tenéis la más pija Kings Road en Sloane Square, o el centro comercial más grande de la capital: Westfield en Sheperd Bus y ahí podéis buzonear, no lo sé, cien currículums?

Otra técnica es curriculear siempre en los mismos sitios. por ejemplo, te buscas siete o ocho garitos cerca de tu keli, tipos pubs, restaurantes, sitios donde por un motivo u otro creas que estarías bien, ya sea por la paga, porque te queda cerca de casa, por aprender inglés y etc. El primer día preguntas por el manager o el dueño (owner) y le das el curriculum y le preguntas su nombre. Entonces a los dos dias vuelves y ya no preguntas por el dueño o manager ya preguntas por Antonio, Peter o Tikitaka, me vengo a referir, preguntas por un nombre y aunque te de apuro y verguenza le vienes a decir al notas, que estás muy interesado en trabajar ahí. A los dos dias vuelves y así en alguno de esos siete sitios te llaman fijo para hacer un training.

Palabra clave. Training. Aquí lo llaman training, discovery day, trial, etc, etc. etc. Es la forma que tienen aquí de contratar a la peña. Suele ser o un día, o tres, o una semana. Suelen ser pagados (normalmente a la mitad de lo que luego cobrarías) y en esos días deciden si te cogen o no. Así que para los que no estéis todavía aquí, creo que es dificil venir ya con un trabajo puesto que no puedes hacer el training en España.

Otra herramienta son las empresas (sé que las hay pero ahora no sé ninguna) que pagas una cantidad y te ofrecen entrevistas. Luego si pasas la entrevistas haces el training y si pasas en training tienes el trabajo. Es decir, la empresa lo que se encarga es de buzonear por tí. Te facilita las cosas pero buzonea indiscriminadamente, así que a lo mejor te consigue una entrevista para un trabajo en el culo del mundo. Desafortunadamente no conozco a ninguna de confianza. Y tampoco lo recomiendo.

Otro sitio donde puedes mirar es en el foro londres De hecho aquí podéis mirar millones de cosas, desde iros a tomar una cerveza con españoles (cosa que para aprender inglés no es muy recomendable) a habitas que quedan libres, etc, etc, etc.

Y también tenéis el sacrosanto Gumtree.

Y bueno, el boca a boca. Salís un día a tomar una pinta, conocéis a alguien, empezáis hablando de como el Manchester City ha formado un equipazo o por qué la Kate Middleton no le llega ni a la suela a Lady Dy y en cuanto se tercie le preguntáis dónde trabaja y si están buscando peña allí. Fácil. Un buen presupuesto en pintas puede convertirse en una buena herramienta para buscar trabajo.

Pd: ah, haceros a una idea de que cada 100 currículums que repartáis, una llamada... asíque no desesperéis... o quizás tengáis suerte y a la primera pilláis curro.

ALQUILER DE HABITA

Según vuestro presupuesto lo normal es aterrizar en un hostal (es decir, tienes una cama en una habita con diez camas más y un locker para guardar tus cosas, así que tener un buen candado es importante). Si vuestro presupuesto es un poquito más holgado yo no desecharía los B&B (Bed and Breakfast) que son como pequeños hostales a la españolas. Habitaciones individuales, a veces con baño propio y generalmente con compartido, y bueno, el desayuno incluido. Aterrizados luego hay que buscar habitación. Tenéis para empezar el foro londres o el gumtree para alquilar habitaciones. Luego también podéis poner "rent london" y cosas asi en google e investigar. Los precios oscilan mucho, dependiendo de las zonas, de lo cerca que esté de la estación de metro, del estado, etc, etc, etc, etc. Lo de las zonas es muy sencillo. Londres es una cebolla con capas, la zona 1 es el centro, el segundo anillo concéntrico es zona 2 y luego la 3, la 4 hasta la nueve. El este de londres es más barato que el oeste, suele serlo vaya y el sur más barato que el norte. Pero lo más importante es tener una boca de metro cerca o buena comunicación por autobuses. Puedes vivir en zona dos pegado a zona uno pero si no tienes una parada de metro cercana en realidad vives más cerca si estás en zona tres con una boca de metro pegada. Luego depende de la vida que llevéis. Una amiga mía por ejemplo vive en zona 3, trabaja en zona 3 y casi todo su vida la hace de barrio. Yo en cambio me suelo mover más por zona 1, cuando salgo, además de trabajar allí, por eso mi prioridad es estar siempre cerca del metro. Eso ya lo iréis viendo cuando estés aquí, además dependerá de vuestro carácter y personalidad.

Mayormente hay tres tipos de alquileres en Londres, con sus cien mil variantes.

Alquiler privado: Alguien que tiene rentada la casa o en propiedad y subalquila habitaciones para ayudarse a final de mes. Vivís con el dueño o con el titular de la renta, eso como podéis imaginar puede traer ciertos problemillas. La ventaja es que normalmente son sitios agradables, cuidados, limpios, etcs.

Alquiler de habitación: Un tipo tiene alquiladas o en propiedad dos, tres, o cien casas y se dedica a alquilar habitas. Va de lo psudoilegal a lo legal. Normalmente sólo pagas una o dos semanas de depósito y tienes un "notice" de una semana o dos. El "notice" es el tiempo que tú le das al que te alquila o lo que él te da a ti para dejar la habitación. La ventaja o el inconveniente de este tipo de alquiler es que la gente va y viene, no tienes estabilidad, normalmente hay peles monumentales por el tema limpieza o por el "te has comido mi yogurt".

Alquiler por agencia: Las "State Agent" que las hay a patadas. Ahí alquilas la casa tú. Normalmente tienes que comprometerte por un año. Pagas unos dos meses de depósito más las jodidas "fees" es decir, las tasas que la agencia se embolsa, y el primer mes por adelantado (osea, que se os pueden ir desde las 1300 a las 1500 libras así de sopetón) Es el alquiler ideal para cuando ya llevas un tiempo en Londres y sabes exáctamente dónde quieres vivir y más importante aún, con quén. A no ser que nadéis en oro, no podéis acceder al alquiler de una casa por vosotros mismos.

Normalmente los precios oscilan entre las 75-120 por una habitación compartida (que tiene la ventaja de pagar ese dinero entre dos y la desventajas que a veces te despiertas con los calcetines de tu compañero en la almohada) y entre 120-200 por una individual. A la semana.

Obviamente depende de muchos factores, que tipo de alquiler, dónde esté la casa y los trescientos ecéteras que os podéis imaginar.

Una opción mixta es esta que ofrece Guirilandia. Es una opción buena para pasar una temporada larga y estudiar la situación del alquiler de la habita o de la casa con más tranquilidad y los precios son bastante competitivos. Echarle un vistazo.

Cuidado con los timos, especialmente en Gumtree, ovlidarse de pagar depósitos o adelantos por Western Union.

TRANSPORTE.

El transporte es caro de cojones en London. Un viaje simple en madrid cuesta un euro si no recuerdo mal, pues aquí cuatro libras. Yo pago alrededor de 110 libras al mes por my Oyster, que es la tarjeta de transportes aquí. Yo tengo un bono que renuevo cada semana a 27,5 libras que me permite moverme de zona 1 a 2 las veces que quiera en metro y buses. Evidentemente cuando más lejos estés, más cara es. La oyster es muy facil de sacar, son cinco libras de depósito y la obtienes en cualquier taquilla en cualquier metro.

Tienes dos modalidades de pago.

Season: que es lo que yo tengo, pago una vez en semana. Si vivis en zona dos, pues os sacáis zona 2-1. Si no necesitais metro, pues os la sacáis sólo de autobús que es más barato. Irremediablemente hay que hablar con el taquillero,jajaja.

Pay as you go: Es decir, vas metiendo dinero y te va restando por cada viaje. Se supone que si en un día pasas de las 6,20 libras ya no pagas mas porque 6,20 libras es lo que vale un pase de día para coger todo lo que quieras.

La oyster se recarga en unas maquinitas con un interfaz muy facil de usar. Vaya, que si mi madre cuando vino a verne lo pilló, lo pilla to dios. Además está también es español.

Bien, tenéis que familiarizaros con esta página. Ahí teneis toda la información de metros, autobuses, rutas, etc, etc, etc .

Es la Tfl y aquí tenéis el planito del metro.

Luego está la bici. Si pilláis un trabajo no muy lejos de casa la bici no es mala idea. Con lo que pagaréis de oyster en un mes podéis adquirir una bici de segunda mano o una bici en el Argos (tienda donde encontraréis de todo a muy buen precio, y ya que hablamos de esto, tenéis el Primark, todo hipermegabarato y además con una sección de ropa para currantes en hostelería muy muy barata también)

Londres también cuenta con un sistema público de bicis. El inconveniente es que sólo cubre la zona 1 y solo partes significativas de zona 2.

Y también tenéis la opción más barata de todas: patear.


APRENDER INGLÉS.

Lo primero. No caigáis en mi error. No juntarse con españoles, o lo justo y necesario.

Luego tenéis a través de internet una gran herramienta. Los podscast. Os descargáis programas de radio y los váis escuchando en vuestros auriculares.

En BBc Learning Enlgish podreís encontrar millones de podacast así como otras herramientas muy útiles.

Luego tenéis un libro que se llama "Grammar in Use" que yo me lo compraría nada más llegar. Hay tres niveles, básico, intermedio y avanzado.

La tele es genial, además aquí via teletexto lo subtitulan todo, así que maravilloso para aprender.

Luego están las academias.

Hay mayormente tres tipos.

Metodo Callan. Es un nuevo método para aprender inglés. Yo soy firme partidario que es con el que más rápido se aprende si uno se aplica. Podéis leer un pequeño texto que escribí si os apetece donde conté mis impresiones. Callan es algo cara.

Metodo tradicional. Es decir, tipo como estudiábamos en el insti pero en inglés todo. Normalmente te hacen un test de inicio y te colocan en su nivel. Las hay de muchos tipos y precios. Yo sólo conozco la Malvern House que es bastante cara. Pero bueno, eso es preguntar y preguntar a la gente. Yo estoy buscando academia ahora y es lo que estoy haciendo, preguntar.

Y Council. El council es el ayuntamiento, yo vivo en Hammersmith que es Londres pero pertenezco al Council de Hammersmith and Fulham. Buscar en las páginas de los ayuntamientos que ofrecen clases en institutos o cursos que están muy bien y a muy buen precio. Luego hay academias baratas o casi gratis porque son donde los profes se enseñan para ser profes. Yo ahora misminot no conozco ninguna a ciencia cierta, pero ya sabéis, es preguntar y preguntar. Otra opción ir al Job Center (la oficina del paro vaya) más cercano y decir que estáis desempleados y que queréis clases de inglés, normalmente son muy baratas o gratis -mientras estéis desempleados-.

También podéis poner anuncios en Gumtree de intercambio de idiomas, una hora español una hora inglés. Ahora mismo hay mucha gente interesada en aprender español también y esa es una baza que no debéis desaprovechar.


BUROCRACIA.

Cuenta de Banco, National Insurance Number y él médico.

No os creáis que abrirse aquí una cuenta de banco es fácil. Normalmente requieren que tengas un hospedaje. Es decir, que ya tengas habita. Si por lo que sea no teneís habita podéis probar con el HSBC que tiene una cuenta que llaman passport en la que pagas ocho libras al mes pero no necesitas tener una dirección. Lo malo es que estás atada un año a ella. Lo mejor es esperar a tener una habita e ir a otro banco. Los Barclays y Santander no suelen poner muchos problemas.

El NIN (National Insurance Number) es una tarjetita que tenéis que sacaros para trabajar oficialmente. A veces si vais a coger un trabajo los mismos del trabajo te concretan la cita para hacerlo. Pero yo de ustedes no esperaba. Lo mejor es ir a un job center y enterarse. Es sencillo, vas alli, dices que te lo quieres sacar. Te dan una cita y te dicen al job center que tienes que ir (no en todos sacan el NIN). Vas allí y llevas tu pasaporte y algún tipo de acreditación de que llevas en londres un tiempo (factura del hostal, contrato de la habita, etc, etc, etc). Rellenas unos papeles con una oficinista, te sella y luego esperas a que te llegue por correo en un mes más o menos (aunque en unos dias te mandan una carta con el número provisional que ya es válido para firmar cualquier contrato)

Lo mejor creo yo es ir buscando trabajo a la par que habita de alquiler. Si encuentras trabajo ya preguntas allí como te sacas el NIN, y en cuanto tengas casa es ir a pillarlo.

En cuanto a los médicos. Leer esto para enterarse.


PRESUPUESTO.

Los comienzos son duros y más caros.

Normalmente en encontrar habita, curro y tal puede llevaros desde 15 días a dos meses.

Pensar en unas 300-500 libras alquiler (más el depósito el primer mes)
Con 100-120 libras comes
100-120 libras en transporte.
10-20 teléfono. (lo mejor es empezar con un teléfono a coste cero, prepago, por veinte centimos, mirar en Tesco que son unos supermercados que ahora los tienen muy baratos)

Esos son gastos fijos, y ahora si queréis tomaros un café o una cerveza o lo que fuera.

Así que para venir aquí con garantías para poder ir tirando dos meses como mucho para encontrar trabajo y luego poder aguantar hasta recibir la primera paga (depende del sitio, en algunos tienes que esperar solo una semana, en otros quince días y en otros un mes) como mínimo hay que venir con unas 2000-3500 libras. Si tenéis mucha suerte solo gastaréis 1000, pero las 2000-3500 no os la quita nadie.

BLOGS Y PÁGINAS DE INTERÉS.

Guirilandia (este blog lo hace un amigo y tiene un secciones como "de pintas", "de juerga", "de cena" -arriba del todo- que está bastante bien), además tiene un montón de articulitos donde podéis ir entrando en el mood londinense. Bajo mi opinión y nada tiene que ver que con su autor pintee (osea, que me vaya de cervezas) de vez en cuando, es uno de los mejores blogs para saber qué hacer, ver, beber, comer y dormir en London.

Un mundo perplejo. Un gran blog escrito desde la city, donde comprenderéis un poco mejor como funciona el reloj y la mente del Londoner, muy buena su sección vocabulario donde te enseña expresiones o palabras de uso muy común y útiles si quieres ser un "proper Londoner"

Y luego están las más genéricas.

Time Out

Event Guide.

Creo que eso es todo.

Para aquellos que vengan, ala: mucha suerte y pensad que los inicios suelen ser siempre más duros.


For a few months a lot of people were asking me what should they check before landing in London. And long time ago I wrote a email with a few tips for them and because today I was bored I thought: why not to post it in my blog?

martes, 4 de octubre de 2011

El tango es para los que se levantan temprano.

Vas andando por la calle y de repente te encuentras a dos bailando el tango, ahí donde tienen que ser uno. He de decir que sin haber ido nunca a un espectáculo de danza, la danza es de los espectáculos que más me fascinan. Tendré que ponerle remedio.

Y eso me lleva a pensar el montón de cosas que dejamos de hacer por el simple hecho de que es más cómodo no hacerlas.

Mañana iba a madrugar para hacer cosas pero ya es muy tarde, así que no madrugaré, ni aprenderé a bailar tango, y dejaré de hacer muchas cosas que me gustaría hacer y que sólo un billete de la once premiado conseguirían.

Así son las cosas, para todos.

No obstante estoy poniendo el alquitrán para allanar un camino que quiero que me conduzca a algo. Y por supuesto no es bailar, que para eso ya me di cuenta que no valgo.

Y como siempre el mismo hijoputa es el que tendrá la respuesta. Iba a decir que el hijoputa era el "tiempo", pero acabo de cambiar de opinión, y ese hijoputa soy yo.

Creo que en realidad no tenía muy claro sobre qué escribir.

Disfrutar el video.


viernes, 23 de septiembre de 2011

La Mallorquina que sabía cocinar.

Resulta que cuando hablé por primera vez con el Jordi, por teléfono, alegó que su novia no sólo era güena gente sino que cocinaba de escándalo y que por esas dos razones la echaríamos mucho de menos cuando se fuera.

Jordi, el nuevo inquilino y ya colega, nos quería meter por entonces a su novia por dos meses y esos fueron sus argumentos. El motivo el de siempre: la mallorquina venía a estudiar inglés.

Aceptamos a Jordi y espero que Jordi ya nos haya aceptado a nosotros y convivimos con ellos durante dos meses.

De las afirmaciones iniciales de Jordi puedo contrastar la primera, Lua es una tía de puta madre; tiene casi buen gusto para el cine, campechana y con la risa fácil, es de esas personas en las que automáticamente confías y se hizo querer y se la está echando de menos, y ya hace un mes que se largó.

La segunda afirmación, aquella donde él aseguraba que cocinaba de escándalo... bueno, aquí tengo algo que aclarar.

Lua, hija, mira:



y mira:



¿Ves como no es tan difícil cocinar para uno?

By the way, gracias madre de María por esos spaguettis frescos y gracias Fran por esa peazo paella.

Lua, hija mía, no puedo decir lo mismo de vos... espero que algún día le pongas remedio, o si no, tendré que dejar al Jordi por mentiroso y creo que ya está lo suficientemente dolido con la paliza que le di al poker.

Y pa que vea que hay otros que si cumplen las palabras y aquí está la entrada en el blog!!!

;)


Lua is from Mallorca, she was living with us for two months. She told me that she was a very good cook but I can tell you the same because unfortunately she couldn´t cook for me in those two moths... maybe it´s because she is not as good cook as she talk, jejejeje. Anyway, it was really good share a bit of our life with her. All the best for you, mallorquina, and be back soon!!!

jueves, 15 de septiembre de 2011

Er Coque en Londres.

El tio vino pa mí con un "illo, hippy" eso fue como hace ya unos catorce años, fue en el pasillo de la F1, cuando empezábamos a estudiar a los Kant, Nietzsche y compañía. Formamos parte de un Cineclub y compartimos muchos, muchos viajes en autobús, además de bebernos más de una cerveza juntos.

Luego nos licenciamos y al notas le dio por irse a Mallorca y justo cuando yo me vine para Londres le dio por volverse al pueblo. Así que hemos andado algo descoincididos ultimamente.

Es por eso que haber tenido al "manta" una semana en casa ha sido todo un privilegio que espero que se vuelva a repetir.

Además estuvimos con Mariano y ya sólo falto el Diego para un reencuentro de la Escuela de Alcalá.

Coque bonito, no vayas diciendo por ahí que no tengo ni puta idea de Londres, cabrón, que te conozco, así que MIENTE!!!!

Y como ves me he partido la cabeza con el título del post!!!



A very good friend have been some days with me, making my life impossible, using my laptop, sleeping in my bed, taking my clothes, my umbrella, my oyster card... a completely hell but at the end, it was cool!!!

martes, 6 de septiembre de 2011

København

Estuve de vacaciones en Copenhague. Fui a una boda. Llovió. Estuve en el Tívoli verdadero. Me jarté a perritos calientes. Hice un viaje en barca. Estuve de Cockteles con una australiana, un español y una lituana. Me dormí viendo un partido de fútbol de la liga Danesa. En un museo me enteré como el diseño puede cambiar el mundo -a ver si empieza a hacerlo-. Me colé en el transporte público. Me mordió un gato y dormí en un salón que tenía colgado cuadros del anfitrión. Dejé una botella de whisky en una cocina. Desayuné un doble expreso rodeado de milaneses y probé unos postres caseros cuyo nombre no recuerdo. Y en mi congelador hay una cosa que se llama Æbleskiver a la que le hincaré el diente en un tiempo no muy lejano.

Es una ciudad chula, que no bonita, y creo que no he visto más bicis en mi vida.

Y lo más singular fue un paseo matutino a contracorriente.

walkers from calvanki on Vimeo.



Gracias Maree, Maria y Mikael por brindarme la oportunidad de conocer un poco más Europa.

I was in Copenhagem. I can say that if you go to Copenhagen, get a umbrella, and be ready to see thousands of bikes. Thanks Maree, Maria and Mikael to give me the chance to know a bit better Europe.

jueves, 25 de agosto de 2011

Gazpacho a lo Mariano.




Es agosto y hace ahora mismo según mi móvil 15 grados, no son ni las ocho la tarde y echo de menos la bofetá de los 30. La caló, el sol y el gazpacho son las cosas que más añoro en verano.

Ahí me veis con una "pinta" de gazpacho. Nada mejor que la "fusión" de culturas.

Fue porque fuimos a casa de mi ex-marido Mariano, que junto a su señora e hija, tuvieron la gentileza de invitarnos a una cena typical spanish. Además del gazpacho tuvimos croquetas, champiñones al ajillo, tortilla de espárragos, sobra decir que todo estuvo genial y que la pureza gastronómica sólo se vio corrompida por un Burdeos no del todo malo y porque el pan era de baguette.

Estuvo bien la cosa, de vez en cuando sienta bien acurrucarse en un oasis de españolidad y dejarse llevar por lo que podría llamarse "morriña de estómago".

Y ahí os dejo con un video-receta del gazpacho de mi ex-marido. Y apuntarse lo que él dijo.

"Preparar un gazpacho no es cocina, es alquimia"

gazpacho. from calvanki on Vimeo.



Pd: hay que echar un chorreito de vinagre también, se me escapó en la grabación.


I went a few days ago to Mariano´s house. He and his family cooked a typical spanish dinner for us, we ate at english time but spanish food and drank french wine (I´m still wondering who brought french wine). The thing is that I savored my favorite summer food again: gazpacho. It´s a cold tomato soup and it´s delicious especially if it´s a hot day. It wasn´t a hot day, I´m still wondering if there are hot days in England. We had a great time, catching up, laughing, and seeing how Alexia is growing up and learning to smile. Can you guess what I am still wondering right now? Easy: when we are gonna do it again.


martes, 9 de agosto de 2011

Londres arde, un poquito.



La policía en dudosas circunstancias mata a un presunto delincuente, unas trescientas personas se concentran en señal de protesta delante de una comisaría en Tottenham, unas horas después... fuego. La ira se propaga por el este y sur de Londres, barrios antaño muy conflictivos: Hackney y Brixton.

Sé de buena tinta que en Chalk Farm, norte de Londres, también ha habido disturbios. Y en Notting Hill parecen que han quemado una vespa y golpeado un lamborgini. Fuentes: el facebook de dos amigos.

En algunos sitios leo que han detenido a 40 personas, en otros que a 160 y en otros que a 200; misma disparidad de cifras si se habla de heridos. A esta hora ningún fallecido en las noticias.

En otro sitio leo que como son vacaciones sólo había disponibles 1500 policías, mientras que en la boda real hubo 5000.

Se empieza a echarle la culpa del desaguisado a Twitter y a las Blackberrys. de los robos, los saqueos y dentro de poco de que la NASA no pueda enviar cohetes al espacio.

La caterva de gurus, expertos, columnistas, profesores universitarios, sociólogos, analistas y videntes con bola de cristal en mano asaltan con sus opiniones los medios, cada cual con una explicación verosimil sobre los sucedido -incluidos los videntes con bolas de cristal-.

Fuera aparte de las consabidas coartadas de la desigualdad social, el racismo, la pobreza, la marginación, las ganas de divertirse o el mero deleite de la destrucción por la destrucción o cualesquiera de las interpretaciones que tanto ustedes como yo podríamos llegar a leer o incluso formular estos días, lo que a mi me parece claro es que hay pólvora y que ésta prende rápido.

Dentro de tres días el fuego se apagará, los seguros correrán con las facturas de los cristales rotos -para aquellos que hayan asegurado- y supongo que las tiritas las dispensará el bolsillo del contribuyente y cuando las calles estén de nuevo limpias y sin cenizas yo me seguiré preguntando lo mismo: ¿cuándo se darán -nos daremos- cuenta de que esto no está funcionando?

London is in riots. You can check by yourself all the information that you want through internet, newspapers, tv, etc and you will find a lot of experts talking about the whats, hows and whys. But I´m only asking one question: When are we gonna realize that this is not longer working?

jueves, 4 de agosto de 2011

Médico en Londres: NHS




Todos mis paisanos que alguna vez han tenido que hacer uso del sistema sanitario británico automáticamente se han quejado, devaluando su servicio, comparándolo con la sanidad patria. Siempre me ha parecido duro de entender porque normalmente mis paisanos cuyos pies siguen en la patria no paran de quejarse de nuestra seguridad social.

Acabo de llegar de mi primera cita médica en tierras ajenas. Mi primera cita médica en más de tres años. Nada del otro mundo, mayormente me he dado de alta en el sistema. Así que mi nombre, apellidos, dirección, edad, nacionalidad, teléfono, peso, altura y presión cardíaca han quedado instalados en algún fichero. También he tenido que dejar constancia de que soy un fumador y que por ahora no quiero recibir ayuda para dejarlo; además de proferir una mentirijilla piadosa alegando que sólo bebo un par de pintas a la semana.

Es sumamente fácil. Chequeas en dios google tu centro médico más cercano, vas y pides asociarte con tu correspondiente National Insurance Number. y te proporcionan una cita para que la enfermera te vea, te pese, talle y ecéteras. A los pocos días recibes una carta donde te indican quién va a ser tu médico, en mi caso un tal S. Hasan (apuesto a que se llama Salim) y la directrices para cambiarlo en caso de que no estés satisfecho. En mi caso espero no ver al tal Hasan nunca, cuando lo vea, ya veré si sigo las directrices o no.

Ayer por la tarde recibí un mensaje donde me recordaban la fecha y hora de la cita de hoy, informándome de que una tal Augustina Eyeson iba a ser la que me atendería e indicándome cómo cancelar la misma en caso de que no pudiera atenderla.

No tenía motivos para cancelarla, he conocido a Augustina, una congoleña supersimpática, atenta, charming como dicen por aquí, y a la que se notaba de leguas que ama su trabajo. Me ha subido las pilas para todo el día, y los quince minutos que he pasado con ella han sido sumamente placenteros. Sonrisas, bromas, paciencia. Entre ese derroche de buen rollo, el no esperar colas, el mensaje recordatorio de ayer y el bonito día que hace en Londres; pues que queréis que os diga: en mi experiencia la NHS es de puta madre.

Y ahora una reflexión colateral: que mejor iría el mundo si todos pusiéramos un poquito de pasión, paciencia y sonrisas en el trabajo que desempeñamos.

Ya sé que el mensaje de la imagen no concuerda con el buen parecer que me ha dado la NHS británica, pero es que uno vive de contradicciones que no contraindicaciones.

I have joined to NHS. I eventually got a doctor. And I may say that I have had a really good experience. Augustina, the nurse who saw me, was very charming and diligent. Join NHS was much easier than I thought at first. Easy busy!!!

miércoles, 3 de agosto de 2011

10 pics from Scotland.

Me pilló.



Cobre.



No monstruo, I´m sorry.



Aquí estoy yo.



Escher.



Sin balón



Descubriendo.



Apagada.



Llegaré?



En la cumbre.

lunes, 1 de agosto de 2011

Guía para dos días en Edimburgo y uno en el lago Ness.



Estoy hace poco de vuelta de mi viaje Edimburgués y como la foto de ahí dice fui en plan TURISTAZO; yo que siempre les he tenido tirria a los turistas y a su afán de inundar los espacios.

Por si alguno vais, que os sirva mi experiencia.

SUPERVIVIENCIA (Alojamiento y comidas varias)

Castel Rock: Limpio, agradable, bonito, a partir de las diez y media se puede dormir, amplia cocina, grandes espacios lúdicos, taquillas seguras y buen ambiente. Hay una especie de colonia de currantes que hacen como una pandilla y eso quizás frene un poco esa tan habitual costumbre de conocer gente en los albergues; porque claro, si la mitad de la peña casi que vive ahí se entretienen con ellos mismos y no buscan el aliciente de los desconocidos. Pero si vas como yo, a tu puta bola, de lujo, no te molestan conversaciones cordiales de voy-a-hacer-amigos-nuevos-para-ponerlos-en-mi-facebook. Lo mejor que está bien situado, a un minuto escaso del Castillo y de la Royal Mile; lo peor, que las habitaciones no tienen enchufes y por lo tanto para recargar los mobiles/cámaras/ordenadores/depiladoras tienes que irte a la sala común y hacer tiempo leyendo un libro o periódico; o bueno, intentando hacer nuevos amigos para el facebook. El dato: el billar cuesta sólo veinte céntimos. 8/10

The Elephant House: toda una sorpresa. Vistas al castillo, decoración divertida (ponte a contar elefantes) ambiente relajado y muy cordial, una peazo hamburguesa buenísima por sólo 6,25, ensalada y patatas (de verdad). Vamos, esto es un exactísimo ejemplo de BUENO, BONITO Y BARATO. Además si cuando sales lees en una placa donde te cuentan que este es el bar donde J.K.Rowling elucubró todo e imaginario de Harry Potter, pues ya ni te cuento, matas dos pájaros de un tiro. 10/10

Hub Café: Es la sede del festival, las taquillas y centro informativo, es una antigua iglesia así que el sitio es inmejorable. Desayuné aquí todos los días, porque me quedaba casi puerta con puerta, y la terraza vale la pena, para pasarte un buen rato bajo el sol; ya que tuve la potra de que todos los días me hizo sol. Algo carete no obstante. 8/10

Maxies Bistro: Aquí es donde probé las famosas haggis que venían con pollo. Pide pan que no te lo cobran, y estos escoceses comen con pan, no como los ingleses. Estaba rico y no muy caro, 15 pavos con cerveza. 7/10

Blue Moon Café: En la zona nueva, pedí ensalada con humus y nachos. Aceptables, muy buen servicio, amigable, y parecía un bar con alma, lo que pasa que yo llegué a una hora donde por no haber nadie parecía algo triste. Le daría otra oportunidad. 7/10

Always Sunday: En plena Royal Mile, uno de esos sitios chuli-guais, donde parece que tienes que tener el carnet salva-ballenas para poder comer ahí algo de cerdo. Aceptable pero caro para la calidad de lo que ponen, por mucha historia bio/natur y fair trade que digan. 5/10

TURISTEANDO:

Castle: Tiene a gala ser la atracción más visitado de Escocia, lo que ya indica que más que un castillo vais a ver una tormenta de niños, carritos, botellas de plástico, cámaras, mapitas, audioguias, y gente con cara de aburrida deambulando de aquí para allá sin saber muy bien que están viendo, osea, turistas. Vale 15 pavos y yo intenté entrar varias veces huyendo de la horita de cola que veía que me esperaba, al final me resigné a hacerla y al quinto intento me pasé deambulando por fin un par de horas por el castillo, ojeando las joyas de la corona, las mazmorras, la piedra del destino, el monumento a los caídos, la capilla y toda la pesca. Ir antes de la una y así veis el disparo del cañón de la one o´clock. Si habéis visitado muchos castillos en vuestra vida, el precio y los turistas lo hacen desaconsejable. 6/10

National Gallery: No os voy a descubrir nada, si os gusta la pintura adelante, si no, ni entréis porque viene siendo lo que todo museo de cuadros es: un sitio con muchos cuadros. Me llamó la atención que "la vieja friendo huevos" de Velazquez estuviera allí. Gratis y no muy grande, y eso siempre es un aliciente. 7/10

The Scotch Whisky Experience: Demasiado vulgar, demasiado para encefalogramas planos, muestra de ellos es esa media cosa que no sé lo que es del principio donde te meten en una cazuela y te hacen un tour tipo pasaje del terror donde un "fantasma" te explica como se destila el whisky en un itinerario con artificios dignos de un carraca de feria de tercera. Luego la parte de la degustación no estuvo mal, gracias al encanto de la chavala que nos la dio, era de Namibia y estudiaba sociología y me confesó que lo único que sabía de whisky era lo que se tenía que aprender para dar el discursito. Luego ves una colección de la hostia, pero no te dejan estar mucho tiempo y al final te sacan a un bar donde puedes seguir bebiendo. Un poco estafa, si te imprimes el artículo de la wikipedia te ahorras las 12 libras que vale y morirás sabiendo lo mismo. 4/10

Writers Museum: Cuco y pequeño museo a la honra de los grandes literatos escoceses, véase Burns, Walter Scott y Stevenson. Tenían una exposición itinerante de David Hume y bueno, como que me dio nostalgilla por la filosofía. Es gratis, se ve en un pispas, los abueletes que lo llevan son muy simpáticos y es un buen sitio para ir entre el café y la siesta. 7/10

Calton Hill: Parque con colina que merece ser subida. Buen sitio para echar fotos, leerse un periódico y rascarse la barriga. Además tiene monumentos así como un poco desperdigados. 8/10

City of Dead: Estuvo bien, por doce pavos y si llevas gafas como yo y te aplican descuento instantáneo de estudiante, mejor que mejor (apoquinas diez). Es un voltio por los subterráneos de Edimburgo durante una hora y media. Yo lo hice en inglés y usé esta compañía y es este el que recomiendo, pero los hay a cascoporro y en español a puñados y supongo que depende de las ganas que tenga del guía de que os guiñéis de miedo. El mío se creía el papel y estuvo graciosa la cosa. Está guapo porque accedes a sitios dónde el turista no puede acceder, así que en vez de quinientos, pues sois los quince o veinte que reservéis el tour. 8/10

Loch Ness: Esto es un tour en autobús. NO LO HAGÁIS. Vale 34 pavos y te tiras doce horas metido en el bus y más bien parece un tour por los urinarios escoceses. Si lo que buscas es diseminar tu micción por escocía es perfecto, pero para nada más. El lago Ness, bueno sí, impresiona, es grande, no ves al monstruo, está PLAGADO de turistas, pagas otros 10 pavos por una vueltica en un botecito, echas dos fotos, te montas otra vez en el autobús y a ir a mear a otra parte. En todos los viajes hay una CAGADA, esta fue la mía, cagada de doce horas, bueno... meada, meada de doce horas. 1/10 (Y el uno se lo doy porque el Chofer era un cachondo y muy buena gente)

Arthur´s seat: Al monte se fue la cabra. Gracias Anibal -el que me lo recomendó-. Tienes que hacerlo y punto. 10/10 (además mola ver como los turistas casi mueren asfixiados en el intento)

PINTAS:

The Royal Oak: pequeño y cuko. De autóctonos. El único extranjero era yo. Un abuelo tocaba el violín, otro la guitarra y uno más la armónica. La mejor pinta en Edimburgo. Merece mucho la pena para conocer como son los parroquianos. Además si eres músico o cantas, te puedes apuntar. 9/10

Sandy Bell´s: Lo mismo que el anterior pero una versión algo más joven. También te puedes unir a la fiesta. Allí conocí a Ana y Cris y disfrutamos de varias ales y guiness. Está cerca además de Greyfriars Bobby que es un perro con estatua con historia digna de contar. Además tienes que tocarle la cabeza -que no los huevos- si quieres volver a Edimburgo. Yo, por supuesto, lo hice. 8/10

Biddy Mulligan's: Típico Irish pub con música en vivo todos los días. Genial ambiente y si quieres escuchar versioncitas éste es tu bar (Dylan, Oasis, King of Leon, Cash, Marley, MGMT, Jackson Five). El último día que estuve debieron tocar canciones típicas folk-rock escocesas y no veas como se ambientaron las féminas. 8/10

Bueno, no voy a reseñar en todos los pubs que estuve porque no quiero que se mosquee mi madre. Pero los hay y muy buenos, sobretodo buscar aquellos que tengan música en vivo, que los hay a casco porro.

Y bueno, claro, pasear por las Royal Mile y la New Town, entrar en las tiendas de whisky y en la de las faldas, preguntar en alguna cafetería qué pub os recomiendan y preguntar en un pub qué cafetería es buena. Dejar propinas, cabrones, dejar propinas y que tengáis suerte con el tiempo los que vayáis (y por dios, no os compréis esos chubasqueros de plástico malo y color chillón, que además de no resguardar del agua, dañan el medio ambiente, al ojo, al gusto y a la madre que los parió)


I wanted to do something useful with this post, so I have written about my experience in Scotland giving my personal reviews and scoring the places where I was. Sorry, it is in Spanish, however links are in English and everybody understand decimal system... jeje.

jueves, 21 de julio de 2011

Una sonrisa en el frío.

Aprovechado que Panda Neutrón anda en London.

Me envió esta foto hace tiempo, y a partir de la foto yo empecé a escribir. La cosa se fue de madre y lo que iba a ser algo corto pues se alargó... pero como otras tantas, se quedó sin terminar. Os dejo lo que hubiera sido el primer capitulito de algo que ya lleva tres, pero que ahí se paró.

Y como dicen por aquí ya va siendo hora de get rid of this.






"Nos sentamos a escuchar la voz rasgada del viejo Bob Dylan tocando Mr Tomboury. Eran las últimas pilas que nos quedaban para el viejo radiocassete y como el invierno por fin parecía acabar decidimos que no había mejor manera de celebrarlo que con Bob Dylan y las últimas pilas del mundo.

Quizás decir las últimas pilas del mundo no fuera del todo exacto. Siempre cabía la esperanza de volver a encontrar alguna que otra en una de nuestras expediciones al continente.

Martín oteaba el horizonte, tiritó un poco y podría apostar que estaba en algún garito de Londres o Roma, quizás Madrid, junto a una chica guapa, que acabara de conocer, intentando descifrar sus puntos débiles para llevársela a la cama, tomando un dry martiny y sonriéndome en la distancia, mofándose a lo lejos por lo inútil que era yo para ese tipo de conquistas.

Martín ya no sonríe nunca.

No teníamos relojes, que funcionasen, así que podrían ser las ocho, las ocho y media, algo más tarde, algo más temprano. Pronto tendríamos que tocar diana. Como todos los días éste no sería menos duro, aunque había algo especial que lo convertiría en un reto, el mismo reto de las últimas semanas: hacer que Martín sonriera de nuevo.

La colonia, así la llamábamos, constaba de cuarenta y siete integrantes, aunque en este punto había cierta controversia ya que algunos de nosotros sumaban un tres a la cifra: Rasta y Pica, los dos haaskies que velaban nuestro sueño, y a Rotten, el loro que sólo sabía decir “el fin del mundo” “el fin del mundo” sumando en total cincuenta. Un número demasiado redondo. Se podría decir que Martín y yo éramos los líderes, pero Martín en los últimos meses se había conducido con agria apatía, como si el mismo acto de respirar le costase la propia vida, la desgana y el pesimismo le estaban ganando la partida así que hacerle sonreír no era ningún gesto gratuito, ni siquiera un acto de amistad hacía un compañero de toda la vida, no había nada de altruismo detrás de aquel propósito, lo único bueno de estos tiempos es que todo se simplifica. Necesitábamos a Martín para sobrevivir. Y para que él sobreviviese necesitaba volver a sonreír.

Martín salió de su ensueño, se rascó los ojos y sacó de su abrigo una botella de Jameson. Ironías de la vida, hacía sólo tres meses, justo antes de que comenzase el invierno y las expediciones se tuvieran que detener forzosamente, cuando encontramos un contaniner a la deriva con quinientas treinta y seis cajas de Jameson y doscientas veintinueve de Lucky Strike, así como mil trescientos ochenta y dos mecheros, doscientos DVD pornográficos y un ventilador. Todavía aún todos nos preguntamos que demonios hacía un ventilador en aquel container. Tras el meticuloso inventario de Julia, nuestra intendente, Sacha nos advirtió que procedían de Lituania, él era Lituano y nos tradujo los “fumar puede matar” o “acortar la vida” estampados en las cajetillas. Tampoco importaba ahora mucho eso de que se te acortase, la verdad; y luchar contra ese pensamiento, evitar que cayeran en él, era mi tarea de todos los días; y por qué no admitirlo, el Jameson y el tabaco me habían resultado de mucha ayuda. Básicamente ese era mi trabajo, vigilar los ánimos, y hasta ahora sólo había fallado con uno, mi mejor amigo, el que a las ocho u ocho y media, algo más tarde, algo más temprano, desayunaba un par de tragos de whiski junto a mí, admirando el mar helado, mientras Bob Dylan cantaba Mr Tombury gastando las últimas pilas del mundo.

-Parece que hoy madrugan- le dio otro trago a la botella -Y pensar que yo abobinaba del whisky. Me pregunto si alguna vez probaré de nuevo un dry martiny.

Desde nuestra posición podíamos ver como la actividad parecía comenzar en las cobachas. Vivíamos en la isla de Suomelina, la que perteneciera alguna vez a Finlandia, y aquellos montículos que en alguna guerra sirvieron de refugio militar eran ahora nuestro hogar.

-Pídele a Sacha que te destile algo de vodka, la última vez incluso se podía beber.

Martín levantó la ceja, alzó de nuevo su mirada hacia el mar infinito y le dio un trago largo al Jameson, como si aquel fuera el último trago de su vida. Ultimamente bebía así. Se secó con la manga, sin apartar la vista del mar y dijo lastimosamente:

-Prefiero esta mierda."


PandaNeutrón a friend from Finland but no finnish sent to me this pic long time ago. I started writing immediately after I got it. And the thing was growing up, growing up and growing up and as usual I stopped it. Why? Because I´m a master starting things and don´t finishing them. I´m showing you the first chapter of something it´s not gonna be ending, at least soon. A pity it´s in spanish... but, trust me, you are not loosing anything.

martes, 19 de julio de 2011

Encontrar trabajo en Londres.




¿Has hecho ya las doscientas copias de tu currículum? ¿Has mentido ya como un patán alegando los doscientos bares y restaurantes donde has trabajado? ¿Rastreaste el callejero Londinense señalando los doscientos puntos a los que ir?

En este post no vas a encontrar la fórmula mágica de cómo carajo encontrar trabajo en Londres.

sino la historia de Pimpa y Pumba (oculto sus nombres verdaderos por motivos de respeto a su intimidad y porque bueno, ahora mismo no los recuerdo)

Pimpa y Pumba son dos chicas, morenas, misma estatura y complexión. Una es de Málaga, la otra de Córdoba. ¿Qué les ha traído a Londres? Pues lo que todo hispano a venido a hacer aquí: demostrar la conjetura de los números primos gemelos. Pero mientras que la demuestran y no, las chicas no pueden vivir del aire, así que están buscando sustento. Y eso que entran en un ciber de Notting Hill a imprimir curriculums en su segundo día en la ciudad. Y nada más pasar el umbral de la puerta dicen "Jelou". Yo les respondo "hola", porque claro, ese "jelou" las delató al instante. Como es una historia verídica y vivida, no podía menos que estar yo allí; delante de un ordenador, matando el tiempo de mi break y pidiéndole a una amiga via facebook que me mandara su dirección de correo ordinaria porque he de enviarle algunas cosillas que desgraciadamente aún no se pueden enviar telemáticamente.

Yo sigo a lo mío y ellas a lo suyo hasta que me levanto a hacer una fotocopia, pero claro las muchachas tenían a la máquina algo ocupada con la impresión de los doscientos currículums y al señor con bigote que regenta el garito con una sonrisa de oreja a oreja porque estaba haciendo su agosto.

Total, que en eso me acuerdo que en mi trabajo buscan gente. En eso que les pido su curriculum, en eso que se lo doy a mi jefe, en eso que mi jefe las llama, en eso que vienen hoy a hacer una entrevista, en eso que consiguen su discóvery day para mañana y pasado, en eso que casi se van sin pagar los tes que habían consumido.

Puede que lo consigan, pueden que no, pero bueno, por algo se empieza.

Así que tú, que vienes a London, escapando del paro español, o buscando nuevos horizontes y experiencias, que has leído doscientos artículos titulados "encontrar trabajo en Londres" y que necesitas un curro mientras demuestras la conjetura de los números primos gemelos, te doy un solo consejo: encuéntrate conmigo en un ciber.

To find a job you need always a bit of luck. As two girls that I have met yesterday in a ciber. They are spanish and were looking for a job. They gave me their cv and tomorrow they have got their discovery day at my work. Maybe they are gonna get the job, maybe not... but at least I´m happy to help. As I said, a bit of luck, if they get the job who was going to tell them that they got it because they were printing some cv in a ciber.

jueves, 14 de julio de 2011

Insustituibles.




Son las cuatro la mañana. A estas horas están en un taxi, quizás dentro de unos minutos, pero vamos, van a coger al final un taxi. Les lleva a Luton, si no recuerdo mal, para aterrizar en Reus, pasar un día en la piscina y luego pirárselas a Zaragoza.

Él ha dejado aquí su Vespa, ella su Iphone.

Y muchas cosas más.

Van a emprender aventura sin cocina todavía -Ikea no es tan fiable- y lo primero que tienen que hacer es poner unas señales en su nueva calle para que un trailer aparque y les llene su nueva casa con cinco años de Londres.

A él le conocí en un pub y siendo de Salou ya metí la pata despotricando de los catalanes, como no podía ser de otra manera. A ella, pues para ser sincero, no recuerdo el momento exacto, pero seguro que sería tras haber estado en un pub y ya sin despotricar de nadie, como no podría ser de otra manera.

Como dicen por el sur: son unos artistas.

Son de esta gente de puertas abiertas, y su salón más pareció siempre un hostal en el que yo una vez comí spaguetis tras un curso de montaje o le dejé ganarme jugando a la xbox, fuimos juntos a un concierto de Franz Ferdinand y alguna vez anduvimos juntos por Old Street; me puse wax por primera vez para ir a una exposición de fotos de ella, y a él le llevamos la elástica del Barça cuando éste conquistó su tercera copa de Europa. Ambos vinieron a useful/useless en la que Mariano y yo de alguna manera participamos y con él discutimos acaloradamente sobre Axterix y Obelix y bueno, casi montamos y todo una empresa. Él me enseño lo que eran los mews y me llevó a un cementerio que era un jardín o viceversa. Hemos estado en fiestas españolas, visto mucho fútbol, a él le he dado la murga con la música coñazo que ponía, y hace poco volvía a casa en bici tras su fiesta oficial de despedida; digo oficial porque creo que llevan despidiéndose dos semanas.

Y dos semanas llevan porque estos dos han dejado huella. Son de esa especie que yo llamo "aglutinadores" y creo que la propia palabra lo explica por sí misma; pero por si acaso lo aclaro: ellos hacen que la gente se aglutine, junte y se divierta.

No les deseo que les vaya bien porque sé que les irá, no importa el dónde estén porque el "lugar" son ellos.

Con su marcha muchos nos sentiremos de alguna manera huérfanos, y se les echará mucho de menos...

...como no podía ser de otra manera.

There are some people who are great. They are: Fruco y Arantxa. They are leaving, right now, going to Zaragoza. I´m gonna miss them big time. I have been sharing with them some of my experiences in London and they always gave me their friendship. I hope see them soon having some beers and laughs as usual. Good luck, mates.

Pd: I wanna let you know something... this shorts in english are here thanks to Fruco because he encouraged me to do it long time ago.