jueves, 4 de agosto de 2011

Médico en Londres: NHS




Todos mis paisanos que alguna vez han tenido que hacer uso del sistema sanitario británico automáticamente se han quejado, devaluando su servicio, comparándolo con la sanidad patria. Siempre me ha parecido duro de entender porque normalmente mis paisanos cuyos pies siguen en la patria no paran de quejarse de nuestra seguridad social.

Acabo de llegar de mi primera cita médica en tierras ajenas. Mi primera cita médica en más de tres años. Nada del otro mundo, mayormente me he dado de alta en el sistema. Así que mi nombre, apellidos, dirección, edad, nacionalidad, teléfono, peso, altura y presión cardíaca han quedado instalados en algún fichero. También he tenido que dejar constancia de que soy un fumador y que por ahora no quiero recibir ayuda para dejarlo; además de proferir una mentirijilla piadosa alegando que sólo bebo un par de pintas a la semana.

Es sumamente fácil. Chequeas en dios google tu centro médico más cercano, vas y pides asociarte con tu correspondiente National Insurance Number. y te proporcionan una cita para que la enfermera te vea, te pese, talle y ecéteras. A los pocos días recibes una carta donde te indican quién va a ser tu médico, en mi caso un tal S. Hasan (apuesto a que se llama Salim) y la directrices para cambiarlo en caso de que no estés satisfecho. En mi caso espero no ver al tal Hasan nunca, cuando lo vea, ya veré si sigo las directrices o no.

Ayer por la tarde recibí un mensaje donde me recordaban la fecha y hora de la cita de hoy, informándome de que una tal Augustina Eyeson iba a ser la que me atendería e indicándome cómo cancelar la misma en caso de que no pudiera atenderla.

No tenía motivos para cancelarla, he conocido a Augustina, una congoleña supersimpática, atenta, charming como dicen por aquí, y a la que se notaba de leguas que ama su trabajo. Me ha subido las pilas para todo el día, y los quince minutos que he pasado con ella han sido sumamente placenteros. Sonrisas, bromas, paciencia. Entre ese derroche de buen rollo, el no esperar colas, el mensaje recordatorio de ayer y el bonito día que hace en Londres; pues que queréis que os diga: en mi experiencia la NHS es de puta madre.

Y ahora una reflexión colateral: que mejor iría el mundo si todos pusiéramos un poquito de pasión, paciencia y sonrisas en el trabajo que desempeñamos.

Ya sé que el mensaje de la imagen no concuerda con el buen parecer que me ha dado la NHS británica, pero es que uno vive de contradicciones que no contraindicaciones.

I have joined to NHS. I eventually got a doctor. And I may say that I have had a really good experience. Augustina, the nurse who saw me, was very charming and diligent. Join NHS was much easier than I thought at first. Easy busy!!!

3 comentarios:

Ursuleña dijo...

Yo tambien he tenido muy buena experiencia en cuanto a NHS. Sinceramente, el trato genial, tienen equipamientos modernos y gente muy profesional en un pueblo alejado de la ciudad. Yo por ahora le doy un 10 a NHS.
De echo, me encanta el servicio de llamar para pedir cita, te preguntan que es lo que te pasa y si es algo mas bien normal (resfriados, dolores leves etc..), te llama un medico y te da la consulta por telefono.
:)

928lauri dijo...

Buenas, de acuerdo con todo...hasta ahí, hasta adonde has leído. Por desgracia yo si que he tenido que recurrir al final por algo y digamos que el que te manden ya a al especialista (me ha salido una hernia inguinal y alguien al parecer debería de mirarmela de manera un poco más especializada digo yo....)es una tarea ardua y diferente a España...aquí les dan no sé que leches de incentivos por "no derivar al especialista" a los GP según me ha contado un amigo que lleva aquí diez años y que tuvo un problema parecido y necesitaba un fisio...asi que digamos que hay que presionarles un poquillo para que eso ocurra, aún...cuando es necesario....asi que, de acuerdo a medias, alvarito.

Ree dijo...

when you said the english version was shorter you really weren't kidding hey! besos. Easy peasy! :)