lunes, 24 de octubre de 2011

En el backgammon se juega con dados.



Desde los "Juegos Reunidos Geyper", he estado observando con suspicacia al Backgammon. Siempre fue un enigma. Aquellas reglas me parecieron un batiburrillo indescifrable y jamás supe como poner en marcha aquellas fichas en un campo sembrado por triángulos a dos colores. Rápidamente me mudé a los más sencillos, como la oca o la ruleta. Y es que uno era vago desde pequeño.

Luego lo volví a encontrar en el reverso de algún ajedrez magnético, o me llamaba la atención allá cuando aparecía en una película, o lo identificaba colgado en un mostrador de juegos de viajes en un aeropuerto. Y siempre albergaba la misma mezcolanza de sentimientos; por un lado el reto de aquel juego al que nunca aprendí a jugar y por otro la incredulidad de que con ese poco atractivo tablero se pudiera divertir uno.

Hace poco me enseñaron sus reglas. Mi padres se habían enganchado, un vicio de origen argentino, porque fue uno de ellos quién se lo descubrió a mis progenitores.

Por fin ya sabía jugar al backgammon.

Así que mi primer objetivo tras mi último periplo alcalareño fue adquirir un backgammon propio. Y he de decir que no ha sido tarea fácil.

Primero busqué por mis alrededores, en un par de tiendas de esas que tienen de todo, luego con los chinos, que aquí suelen ser indios, incluso di con una tienda de juegos en el Kings Mall de Hammersmith y hasta hice que el David me guiara hasta el museo del juguete en Goodge Street, mucho más allá de las fronteras de mi barrio. Y nada, no daba con él.

Como no cejaba en mi empeño otro día timé al Jordi para que me acompañara al London Chess Centre, pero llegamos tras una sofocante carrera justo después de la bocina y allí con la puerta cerrada a cal y canto veía al alcance de mi mano seis o siete diferentes backgammons que ya no podía comprar.

Un día en mi break, volví y ya por fin lo tengo. 39,95 libras.

El Backgammon tiene algo, no por casualidad es el juego de mesa más antiguo del mundo y a diferencia del ajedrez añade un detalle que lo acerca mucho más a lo que es la vida: el azar, el factor suerte.

El factor suerte determina que nazcamos en España, en Londres o en Malawi.

Y los que nacen en Malawi tienen que poner mucho más empeño e ingenio para conseguir algo que tan sencillo es para nosotros: sobrevivir.

A uno de Malawi le cuento yo mis vericuetos para gastarme cuarenta pavos en un backgammon y se parte de la risa cuando no lloraría.

Maree e Iain van para Malawi, a echar un cable, y se han propuesto un juego para recaudar algo de dinero. Durante una semana van a abstenerse de algunas pequeñas comodidades que nos hacen la vida más fácil y a las que la mayoría de los Malauíes ni siquiera tienen acceso: hablamos de una semana sin tele, sin radio, sin facebook, sin gimnasio, sin internet, sin cafe, te, tabaco o cervezas, no cine, no restaurantes ni comida precocinada. Creo que han decidido sabiamente no prescindir de la ducha.

Y ahora pensad que como en el backgammon la vida es un juego, y la estrategia, la táctica, el estudio, la experiencia y los talentos te llevan a donde estás. Pero advertid que al final nosotros hemos tenido la puta jodida suerte de caer en un mundo donde los dados, de entrada, han sido ya más que favorables.

Eso sólo tiene una palabra: potra.

Así que en estos tiempos de crisis, deudas, paro y bolsillos vacíos, sabed que aún a la gran mayoría del planeta ni siquiera se les ha permitido entrar en el juego.

Echar unos euritos para apoyar la iniciativa de Maree e Iian. No seáis gañanes, al fin y al cabo es sólo para comprar unos rotuladores, algo de medicinas, quizás algún libro, semillas y poco más. Pero quizás con eso le estéis dando a algunos la remota posibilidad de ganar.

Yo ya lo hice, y también estrené el backgamon y ahí los dados, como en la vida, me están ayudando.

Que siga siendo así.


I don´t know yet how hell I could link backgammon with Maree and Iian´s travel to Malawi. But I did and the thing is that these guys are going to Malawi and they need some help. Check it out here, and please, don´t be tightwad and give some coins.

3 comentarios:

catuxa20 dijo...

Ey!! pues yo kiero aprender a jugar!!! Me descargaré las instrucciones y te preguntaré las dudas :p

Calvanki dijo...

Tiene su intringulis, yo que tu me veía el tutorial de youtube.

Blogger dijo...

Sprinter - ChokeLine (170BPM)