jueves, 6 de febrero de 2014

Encima de un volcán.



El otro día fui a un volcán, aquí en Lanzarote, el Volcán del Cuervo. Cogí un coche y allí nos plantamos. Hacia un viento horrible. Pero llegar al volcán fue tan fácil como estudiar en la Universidad de Columbia. Allí donde estudió Obama y los dos presidentes Roosevelt, Pepe y Teo.

Parece ser que la universidad Neoyorkina está especializada en estadistas.

Yo estoy haciendo un curso titulado "The age of sustainable Development" o la era del desarrollo sostenible.

Por ahora he aprendido cosas tan interesantes como que sólo en el último siglo y medio tanto la población como la explotación de recursos ha crecido exponencialmente. Desde que el hombre es homo sapiens, osea, unos 150.000 años atrás, curiosamente los niveles se han mantenido siempre más o menos estables, evolucionando en una curva muy suave y progresiva. Los ingleses inventaron la máquina de vapor y se les metió en la chola lo de hacerse un imperio para mayor gloria de la Reina y ahí estamos ahora, con 7200 millones de habitantes en el planeta y exprimiéndolo como si una bola antiestres se tratase.

La famosa revolución industrial y un año importante: 1776. Adam Smith escribe "Sobre las riquezas de las naciones" y James Watt perfecciona el cacharro que se había sacado de la manga Newcomen para drenar explotaciones mineras.

Y resulta que este excesivo desarrollo demográfico es insostenible, más aún si cabe cuando los también vertiginosos desarrollos tecnológico y económico siguen estando mal repartidos.

El curso consta de catorce lecturas. El profesor que lo imparte da una clase a la cámara. El video está exquisitamente realizado. No voy a decir que es entretenido pero está bien hecho. Son en inglés, con subtítulos. Te lleva el tiempo que le dediques, mínimo un par de horas o tres a la semana.

Si lo terminas y apruebas te dan un certificado.

No creo que sea una revolución tan drástica como lo fue en su día la máquina de vapor, pero que se estén dando pinceladas en promover una educación de calidad, internacional, y gratuita; de arraigar la iniciativa seguro que se convertiría al menos en un pequeño hito en la historia.

Coursera es un puntazo.  Quién sabe si no es un volcán a punto de estallar.

Revoluciona. Edúcate.



1 comentario:

La ilusión del Candeal dijo...

Revoluciona. Edúcate. Me ha encantado el final.