miércoles, 17 de febrero de 2010

No hay desquite.



El enjambre de hierro quería arañar el cielo cortado por la lluvia. El semáforo, al borde del cruce, persistía en su cometido, en una milimétrica pauta de sucesiónes lumínicas, aunque sin tráfico que gobernar la cadencia obraba un espectral desatino. Los operarios apuranban las últimas palabras, el cigarro a medio terminar, o el último trago a la cerveza; mientras la estatua, orillada en una esquina, contemplaba la escena con la calma del bronce.

Habían terminado de acotar la zona. Unos trazos imprecisos que proyectaban una frontera imaginaria. El dibujo de un ring, de un cuadrilátero donde la grúa ya había ganado el centro de antemano. Y todos saben que en el cuadrilátero, el centro es el eje donde los campeones forjan a base de de sangre y golpes la gloria de su destino.

La grúa ansiaba que sonase la campana, la señal en el que la batalla alcanzase el segundo de la incertidumbre. El segundo uno. El segundo que marca el instante en el que todo lo demás no importa, donde eres tú contra tu enemigo y sólo uno de los dos puede quedar.

Codiciaba descargar su artillería a base de mazazos, unos tras otro, sin respiro ni descanso, sobre la arrogante piedra de los edificios que altaneramente la desafiaban.

La grúa es armasijo errante, sin plaza fija que ocupar y desprecia con incandescente rencor, rencor que sólo la envidia puede impulsar, la mezquina soberbia de los edificios, siempre jactándose de su perpetua inmobilidad.

Uno de los operarios levantó la mano. Dio la señal.

El instante.

El segundo uno.

Y la grua, manejada por un ser que jamás podría ni concebir un atisbo de sus anhelos, le obliga a acarrear sacos de cemento y ladrillos hacia las cumbres de sus contrincantes.

No hay desquite.

La grúa llora...

...y la lluvia recogió sus lágrimas.

I have just written a silly story about a crane who yearns to destroy buildings. At the end, the crane don´t get its wishes and finally it cries, and its tears are collected by the rain.

Oh my god!!! What the hell!!! This story sounds sillier in English!!!


11 comentarios:

Marta Comesaña dijo...

I´m completly sure that, in short time, this story sounds better, it that´s possible, than in spanish.

I´m miss you your storys live!

Robin de la Grue dijo...

Joee esto es poesía constructivista en estado puro!!!

J. Sánchez dijo...

Un bólido es más bello que la victoria de Samotracia...

Me gusta este post tuyo, lo poético, su cadencia narrativa. No está nada mal. Me pregunto si serías capaz de hacer lo mismo con tu experiencia vital, darle ese tono poético describiendo escenas, pero también en el acontecer con los demás y en un sentido más dinámico.

Un saludo.

Calvanki dijo...

Marta, jajajaj, pero si te lo cuento to!!!

Robin, gracias.

Borre, jajajaj, no sé, no sé.

JHS dijo...

mancantao

Gema dijo...

Que profundo, por una vez una obra no me ha puesto de mal humor...


Pdt:Se nota que te has puesto las pilas!!

オテモヤン dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
swyx dijo...

pues chico, a mí, a riesgo de parecer el malo de la peli, el Gargamel de los pitufos o el tocapelotas de turno, me ha parecido demasiado enrevesado y retorcido. Pero no quita que sea un post elegante, cuidadín.

para la próxima, con versos alejandrinos, rima consoante (por supuestísimo) y estructura A F O L L A R Q U E E L M U N D O S E A C A B A. Ok?

Mamen dijo...

mi álvaro está volviendo!!! ole ole, me ha recordado a las histórias anómalas en su estado primitivo, yujuuuuuuuu
Besos

Marta Comesaña dijo...

1. Quería poner "I miss your storys live"
2. Live: en directo. Vamos, un "face to face"
3. I miss you too, que por eso se me escapó...jeje

Anónimo dijo...

Yo no te digo nada...

Silvia.