lunes, 20 de mayo de 2013

Cuidado con el hueco


Hace no mucho tuve una de esas epifanías que espolean a tu conocimiento vital para que avance, una lección de humildad en toda regla. Fue al bajar de un metro y casi una desgracia me hizo consciente de lo estúpido que había sido durante los últimos cuatro años y medio riéndome de los ingleses y su insufrible tendencia a ponerse la tirita antes de la herida...

Ultimo artículo en Guadaíra Información, donde vengo a utilizar el tan famoso slogan "mind the gap" para de paso decirles a los políticos de mi pueblo que se pongan las pilas ya de una puta vez (extensible a todos los políticos). Si quieres leerlo, pincha aquí

2 comentarios:

laiator dijo...

Muy buen artículo!

A mi me pasa algo parecido. Una amiga mía se deslizó entre un tren y un andén hace unos cuantos años, en Barcelona. Desde entonces el "Mind the Gap", me lo tomo en serio.

Si además añadimos que soy una patosa crónica intento hacer caso a los diferentes "Minds" que me voy encontrando por acá.

El único que me tomo la libertad de ignorar es el "mind the head", ventajas de medir poco menos de 1'60.

De todas formas, para mi el lema "Mind the Gap" tomó otro sentido cuando un amigo mío lo usó en la frase Mind the gap between your dreams and reality.

Tambiñen sufro de ser soñadora crónica, así que cuando voy en metro muchas veces esa voz que parece omnipresente y me envía reminiscencias de un futuro apocalíptico, me da una bofetada de realidad.

Saludos!

Calvanki dijo...

Ese mind the gap de tu amigo es el único al que nunca le debes echar cuenta!!!

:)