martes, 2 de junio de 2009

Payaso en el metro.



En el metro de Londres hay músicos, o buskers (músicos callejeros)... como en todos los metros. Lo que pasa que aquí hay que pasar un casting y tener licencia.

Éste es un artículo muy interesante que cuenta más.

En Washington incluso hicieron un experimento; pillaron a uno de los violinistas más prestigiosos del mundo, un tal Joshua Bell y con vaqueros, camisa y violincito de tres millones de euros le pusieron a tocar. La gente pasó de largo tal cual. Ahí lo podéis ver


De entre cientos o miles de viandantes, sólo una chica le reconoció porque unos dias antes había pagado una salvajada por verlo en un sitio de postín (que por cierto, que pena que en el video no se viera la cara de gilipollas que se le debió quedar, a pesar de la suma cortesía y exquisitez con la que se dirigió al músico)

Esto llenó el mundo blogger, los periódicos, y por supuesto un millar de cadenitas de esas chorras que nos da por enviarnos mutuamente con interesantes reflexiones.

Las que yo pude ver venían a decir que mira que somos cenutrios que no sabemos apreciar las melodías sublimes que exhalan de una herramienta de precisión bajo la dirección de unas manos celestiales, que si no somos capaces de captar la belleza o de que si vamos tan deprisa que nos perdemos memorables momentos por culpa de ellas.

Si, muy bonito.

Pero que pa eso no hay que poner a un violinista con violin de tres millones de euros, las cosas obvias son sumamente mucho más fáciles de demostrar. Incluso quizás ni haga falta que se demuestren.

Además, el metro es popular, es decir, lo que habemos allí somos populachos, y los populachos no somos muy dados a apreciar a Bach (que es lo que tocaba el gacho ese de Joshua Bell). Yo al que más he visto ganar dinero aquí en Londres es a un par de tipos con timbales, porque además de montar mucho ruido, alegran un poco el día a la peña.

Además que la estructura arquitectónica de un metro esta ideada para que la gente caminemos, en orden y siguiento la dirección, no está pensada estructuralmente para que te pares a escuchar. Eso también hay que tenerlo en cuenta.

No obstante, es cierto, solemos ir con muchas prisas. Las prisas impregnan el mundo. Es obvio también.

Yo me quedé con este pallaso, a una china tocando un instrumento ascentral taco raro parecido a un arpa, a otro versionando una canción de Jhonny Cash, vi a uno tocando una pieza del Concierto de Aranjuez, a un papa noel rockero que se metió con mi barba, aspiradoras musicales, incluso de vez en cuando he visto a un ciego que silva mientras mueve su bastón al ritmo.

Y la verdad no me he parado mucho a contemplarlos o a deleitarme con ellos.

Me hubiera gustado.

Y por supuesto que fliparía si pudiera ir a un concierto del tal Joshua Bell, pero aquí va otra obviedad: desgraciadamente hay cosas que no son accesibles para todos los bolsillos... o que no te gustan tanto como para sacrificarte en otras cosas.

En definitiva, a mi lo del Joshua este me pareció una idiotez, una manera de que algunos lumbreras (lumbreras del Washington Post, que fueron los que planearon el brillante juego) se dijeran a si mismos: mirad al populacho, no saben apreciar la música, que borregos son. Al final es mantener un status quo, dejemos al Bell este en los Carnegie Hall, las Bibliotecas del Congreso, los Liceo, y demás salas de concierto y teatros para que la gente con limusinas vayan en smoking a verlos, que a mi me parecen mucho más graciosos los payasos en el metro (por cierto, aquí había puesto payaso con elle, sí, había puesto pallaso...)

Y somos igual de idiotas al no pararnos unos segunditos a verlos, de pararnos unos segunditos en general, para apreciar las cosas supongo, somos igual de cenutrios si pasamos de largo tanto con el Joshua como con el payaso, la diferencia está en que el Joshua no creo que vuelva a repetir la experiencia y el payaso estará ahí ganándose el pan todos los días y por supuesto que el juego disfrazado de experimento sociológico fue mundialmente célebre y famoso mientras que el payasete es un ser completamente anónimo.

Pero igual de cenutrios somos.

Vivan los payasos!!!

Y por supuesto... ¡que viva Bach!

11 comentarios:

itjustbegan dijo...

:) Me gusta lo que has escrito hoy.

monttse dijo...

Me encanta tu entrada de hoy.

Yo si me paraba, pero claro.. no tenia prisa. No iba a trabajar. Estaba relajada.

Asi que al de teorema de que el "pueblo" no aprecia la música, nanai de la china, en Sevilla también se pueden ver musicos mas o menos talentosos que alegran el paseo.

Yo soy de las que echan algo siempre que me guste... y la clásica en directo siempre me encanta.

Se nota muchisimo cuando es un diskette en un sintonizador o un par de chicos estudiantes de conservatorio... todo ese estudio y todo ese sacrificio merecen una minima ayuda de mi parte.

AHH.. y gachóóó con acento en la ó killo!! ^_^ que si no los de fuera leemos gácho y suena raro.

Fdo.: una que tampoco suele poner acentos.

la cabeza en la puerta dijo...

"este pallaso...instrumento ascentral"... ¿en inglés escribes klown o ansestor?... ¿a que no tienes huevos?... ¿en?

Mariano Cruz dijo...

jajajajajajajajajaa....

Mariano Cruz dijo...

pero tú eres la voz del pueblo y el pueblo es grande ... yo hubiera dado lo que fuera por ver al joshua de alburquerque tocando en el metro de londres ...

Calvanki dijo...

gracias a todo...

Pero mención especial a mis faltas de ortografía.

Yo soy mismamente una falta de ortografía... y así me gusta ser, jajajaja.

Y Javi... algunos mails en inges e escribio, -que no voy a reproducir, claro- y seguramente avre gestado alguna janzada de mallor calivre (jajajajaj)

monttse dijo...

Yo veo erratas que se deducen en practicamente todos los blogs que leo, incluido el mio!! ^_^

Pero "gachó" seguro que es algo mas raro pa los de fuera de Sevilla, no?

Bueno, eso, que no "tenfades" ^_^

Fdo. La gachí delotro bló

Calvanki dijo...

jajaja, yo no me enfado (casi nunca) y menos por algo que tengo tan aceptado como las faltas.

En cuanto al dilema gacho, gachó... es muy sencillo, aquí paso mucho tiempo también con un arandino y con uno que no me acabo de enterar si es maño, navarro, vasco o tinerfeño.

Mamen dijo...

preciosas reflexiones
aunque finalmente no se muy bien la conclusión cúal ha sido
pero me encantó leerte de todas formas
Besos!!!

Calvanki dijo...

GRacias guapa!!!

Y por supuesto te presto la chaqueta en cuanto quieras.

Blogger dijo...

SwagBucks is a very recommended work from home site.