jueves, 30 de julio de 2009

Orando en el desierto cibernetico



(no va a ver tildes ni enyes, aviso para los talibanes de la ortografia -Tetsuo, esto va por ti preferentemente-)

Todas las mudanzas implican ajustes. Uno de ellos por supuesto son las lineas de fibra optica que nos conectan al mundo.

El tecnico ingeniero de la companyia al uso dice que en 48 horas se pasa por el kely a enchufarnos. Eso implica que la semana no se la quita ni dios. Y ahi andamos esperando, mientras hemos recolocado nuestro fondo de armario. Ahora tenemos el espacio suficiente como para alojar lo que se compra en un dia Paris Hilton -con eso quiero decir que tenemos unos superarmarios que podremos si acaso llenar a la mitad-

Y aqui ando en Mocca Caffe en Angel, en un sotano escribiendo estas lineas. Mocca Caffe y Macondo son las dos cafeterias que en cuanto entro me suelen poner un doble expresso -siempre y cuando esten los camareros/as que me conocen-.

Mi droga previa a servir Asahis, Kirins y Kikusuis.

Volveremos pronto.

Un saludo a todos

5 comentarios:

Coque dijo...

Ya, tampoco hay diferencia entre "v" y "b" por lo que veo. "A ver" y "haber" se te atranganta, Calvanki.

la cabeza en la puerta dijo...

Esa es una batalla perdida, Coque, en vacaciones le vamos a tener que regalar los Santillana para que se acuerde de esos detalles ortográficos... ay.

Calvanki dijo...

mamelucos sin pisha es lo que sois

monttse dijo...

Yo tambien tengo problemas con el portatil... asi que se lo llevaran al "laboratorio para arreglarlo"...

Que miedo!

Dicen que estará arreglado en una semana (calculo que seran dos)

Feliz nueva casa!! ^_^

J. Sánchez dijo...

qué dura es la vida del emigrante