martes, 27 de octubre de 2009

Con entradas para ver a Franz Ferdinand en Brixton

El sábado 24 resulta que el amigo Jorge, al que tanto he referido en este blog, celebraba el primer aniversario en London. Y coincidió con un concierto de Franz Ferdinand para el que, misterios del universo, todos habíamso comprado entradas. Luego el señor de Aranda, tras atesorar la entrada durante tres meses, no pudo conseguir el día libre; así que no fue. Allí también estaban Fruco y Arantxa y unos amigos, y una chica rusa mu guapa, y el hermano del Fruco y mi marido y etc... Vamos, la patulea.

No se perdió nada (me refiero al de Aranda con entrada pero sin día libre), concertísticamente hablando. Porque el concierto fue una cagada. Un cumple expediente, un tengo que tocar y toco, un ahora hago las alegrías de los tres mil gilipollas que han pagado 24 libras por verme el careto sazonado con un juego chusco de luces que la discoteca de Almanjor de la Muela puede incluso superar para luego hecharle un polvo a la rubia de turno que por un polvo con uno de nosotros está dispuesta a esperar una cola de tantas otras rubias como ella -pero con menos silicona- durante toda una eternidad o me voy a mi casa de Shafesbury Road a pasear al Cocker y luego ver un capítulo de los Roper; Cocker de pedigrí por supuesto y dvd de los Roper original por supuesto también.

Osea y en definitiva, para zanjar el tema concierto, que conceptos como fuerza, pasión, entrega y empuje... las dejaron para otras plazas.

Pero son Franz Ferdinand.

Yo me cago en sus castas. No es que sea especialmente exigente, es que simplemente se espera más.

A to esto yo ese día lo empezé a las nueve y me acosté a las tres. Osea 18 horas que se pueden dividir en un trío de tres.

Seis horas trabajando en Akari, seis horas en trasporte público -para ir al Akari, para ir luego escopeteao a la casa del Anibal y charlar, y charlar y charlar y comernos una lasagna vegetal "made in pata" que fue sin duda lo más cercano a un plato materno que me he agenciado aquí en la pérfida albión y llamar al nuevo inquilino puta, sí, puta, puta le dije porque me comentó que trabajaba en la banca y ya sabemos que los que hacen negocios allí son en esencia y naturaleza putas y luego dos buses para llegar al concierto y luego otro para ver al David de botones arandino y refregarle que habíamos estado en el concierto cuando el concierto fue una mierda y finalmente otro para llegar a casa... y por último seis horas que son el tiempo que estuvimos donde Anibal y Dhuncan que ya lo acabamos de referir, en el concierto del que ya hemos hablado y luego con el David que también ha sido comentado.

Resumiendo, seis horas trabajando, seis horas en trasporte público y seis horas a mi bola.

Así es un sábado con entradas para ver a Franz Ferdinand en Brixon y ahí tenéis un video.

Me quedo con el aniversario de Jorge, cheers amigo (como cambia la vida en un m-año) y con que hacía tiempo que no tenía una juerga con mi marido.

Que si, que si... que ahí está el video.

Pero primero el resumen en inglés.

The last saturday Mariano, David and me got tickets to see Franz Ferdinand in Brixton. It was the Jorge´s first year party. David didn´t come because he is like a animal without brain, but anyway, he didn´t lose anything, the concert was a big shit. Franz Ferdinand just play, anything else... I think my little cousing can do better with his Wii. That day was so busy, 18 hours out: 6 working, 6 inside public transport, 6 enjoy (but not with the concert).






7 comentarios:

Jorge dijo...

Pues si que cambia la vida si. Gracias por la mencion. Para el segundo aniversario londinense ya nos iremos a la opera...

Hay que decir que tener a Alvaro en el concierto fue como tener a un abuelo de 80 anyos protestando por el ruido.

By the way, al minifruco tambien lo puedes linkar si quieres aqui http://www.chutalamortadela.com/

Gema dijo...

6 6 6...Algo no podía salir bien!!!

Frucomerci dijo...

Pero tú tronco que te esperabas?
que las rubias te vinieran a tí?
vas listo calisto!
;)

Calvanki dijo...

jajaj, si la verdad es que hice de abuelete.

Gracias por el link, lo subo.

Gema, no había caído yo en eso, jaja.

Fruco, de ilusiones se vive.

El Manicomio Azul dijo...

Ojala que no tuvieramos que gastarnos tanto tiempo en transporte en esta puta ciudad y nos vieramos mas seguido con mas y mejores lasagnas!.
Abrazos a ti y a tu marido!
Anibal

Calvanki dijo...

Yeaaaa... estoy con vos!!!

Que inventen el teletransportador ya!!!

Lo malo que como buen invento, al principio, sólo sería pa ricos.

A ahorrar!!!!


jajajaj

Un abrazo a Dhuncan as well

Blogger dijo...

NeoBux is the best work from home website.