viernes, 13 de marzo de 2009

Red noise day.



Resulta que voy al supermercado. Tengo prisa, entro a trabajar pronto y no me da tiempo a hacer de comer. Las Pizzas son el mejor remedio. Totá que entro y un hippi vestido de king me da un susto agitando un cubo lleno de monedas. El susto me lo dió tanto el tipo como el ruido metálico de las coins. Nada, yo a lo mío -me dije a mi mismo, uno de la beneficencia-. Enfilo la segunda columna, al fondo, pillo la oferta: 2 pizzas por 4 libras (una pa mi marido claro). Voy a la caja. Espero la cola y cuando vislumbro a los dependientes... resulta que van todos disfrazados y con la nariz pintada de rojo.

¿Qué carajo pasa?

Pregunto... y resulta que es el Red Noise Day.

Que resulta que es una iniciativa benéfica que corre a cargo fundamentalmente por la BBC y los Sainsbury (está claro que al super que yo voy es un Sainsbury). Donde la peña hace el payaso y los demás pues aportamos nuestra libra esterlina.

Para ser sincero yo no lo hice... iba con prisas y no sabía muy bien de que iba el rollo... y claro uno no está para ir dando libras a todo hijo de vecino que se ponga una corona, se pinte la nariz de rojo y te de sustos al entrar en el super. Pero vamos, como ahora tengo que ir a trabajar, pos nada... el super me pilla de camino y dejaré la libra.

Bueno, po eso... y mañana me voy de visita a Canterbury, que tengo audiencia con el arzobispo. Allá voy a intentar convencerle de que vuelvan al rebaño a adorar al Papa... que el Ratzinger me lo ha pedido y yo soy hombre de hacer favores. La reina está más dura de convencer, y eso que cuando la visité le llevé unos mantecaos de viena. Ni con esas.

6 comentarios:

la cabeza en la puerta dijo...

¿Te das cuenta de que esto: 2 pizzas por 4 libras (una pa mi marido claro), puede ser malinterpretado por un lector casual?, ome, no querríamos, aquellos que conocemos y sabemos de tu virilidad (y la de tu cónyuge), que una reputación tan arduamente atesorada fuese pasto de las llamas del falso rumor y la falacia... ¡viva Cineclub gay!, besitos, cari...

J. Sánchez dijo...

Pero allí no tenéis el ARMAGUEDÓN SOCIATA.

Anónimo dijo...

Tu llevas esa nariz pintada de rojo siempre amigo...jajaja!!Gema
Muaaak!!!

Anónimo dijo...

yo tengo la puntika colorá, eso vale?

J. Sánchez dijo...

La verdad que cuando os lleváis un tiempo sin postear de vuestras aventuras por Londres, me entra mono. Ahora el Álvaro está más ocupado y tampoco se le puede pedir mucho. Es realmente cuando se valora su labor. Pero Mariano, ¿por qué no te esfuerzas un poco y escribes algo, hombre?

Muchachos, espero que estéis bien.

Un abrazo para los dos.

Calvanki dijo...

Javi... nuestra virilidad se disemina en Londres, jajajaja. VIVA CINECLUB GAY!!!

Gracias Gema, para mí todo un halago.

Anónimo...jajajaja... vaya telita

Borre... si... es lo que tendrían que hacer los sociatas... cambiar la rosa por la nariz. Y debo escribir una entrada diciendo que ahora quizás tenga sólo tiempo para una entrada cada dos días.

Sí... estamos bien, very good. Yo por lo menos y hablo por Mariano que creo que el también.

Llevo cinco meses intentando que se introduzca en el blog... porque aunque lo haga yo es nuestro, pero tío... una entrada y dos o tres comentarios es lo que he conseguido... a ver si se anima de una vez.