jueves, 10 de febrero de 2011

En esta entrada hay: bicis, Nueva Zelanda, bufandas y danza popular húngara y más cosas.



La vida es una coña. Os acordais del Húngaro que quería reparar su casa? Pues ahí va el tío y que se las pira a Nueva Zelanda.

A veces me cuesta creer como las cosas se suceden en la vida. Oíd esto: de fregaplatos en un restaurante japonés en Notting HIll, London; a profe de danza popular Húngara en Nueva Zelanda. En tres días el amigo Lenard pone rumbo a kiwilandia a enseñar como bailan en su pueblo.

Esta gracioso, a que sí.

Pues tengo más.

Sabéis que he adquirido una bici? No, está claro, no lo he dicho. He adquirido una bici. Ahora lo sabéis ¿Donde está? Pues justo enfrente donde el amigo Lenard solía fregar platos, es decir, enfrente del japonés en Notting Hill London. ¿Qué hace allí? Nada, que el Spagetti (colega italiano) se volvía hoy para Italia y en esas que me ha dejado su bici, con el cuero del sillín raído, la cadena oxidada y un bombín, y claro, un candado a prueba de chorizos. Pero claro, el Spagetti no se iba a desprender de todo en su vuelta a Italia, se habrá llevado su ropa, quizás algún libro, puede que algún souvenir, quizás una foto, sus recuerdos, un par de discos y también las llaves del candado de la bici.

Así que ahí está, atada a un poste... ahora tengo que encontrar a alguien con unas tenazas para robar mi propia bici enfrente de mi trabajo, donde curraba el Lenard que se ha ido a Nueva Zelanda a bailar jotas húngaras, porque el Spagetti tiene la cabeza a las tres de la tarde.

Queréis oír más? La semana que viene trabajo cincuenta horas. Eso si que es una broma.

Más aún? Una amiga dice que voy a echar por tierra a la que podría ser la mujer de mi vida. Pura probabilística.

Al menos éste viernes y sábado libro... hace mucho tiempo que no tengo un cuasifinde. Y es la despedida del Osman. Éste no se va a enseñar jotas húngaras a ningún lado. Se vuelve a su tierra, a Valencia, y aquí se le echará de menos. Sobre todo cuando se te mete de okupa en tu casa por dos semanas y como único pago exiges su bufanda (Osman en Londres es Osman y su bufanda) y que va y deja que se la birle cualquier golfista de tres al cuarto (Nacho, por si no has pillado lo de golfista, esto va por tí, robabufandas de tres al cuarto)

Nada.

No sé, hoy tengo una de esas noches... da igual el frío, el puto cielo siempre nublado, el coñazo del inglés, la bici encadenada, la bufanda que era casi tuya, la mujer de tu vida, el golfista del tres al cuarto, las despedidas y el puto trabajo y sus putas cincuenta horas, todo da igual: Londres es la hostia.

11 comentarios:

Jorge dijo...

Pues aprovecha tu momento ñoño y a ver si se te ocurre una frase de amor hacia la ciudad de London, que te la publicarán en el metro: http://www.facebook.com/cbslondoner

928lauri dijo...

Por un momento pensé que lo de la fotografía era un rifle....pa habernos matao :-(

928lauri dijo...

mmmm yo voy a publicar algo, los momentos ñoños son mis especialidad

Calvanki dijo...

Lo miraré.

Lauri.. a veer quién gana :)

Laia dijo...

Hola!

Hace un par de días ( maybe tres ) que sigo tu blog, y tengo que decir que me encanta! Así que voy a mantener el seguimiento a tus aventuras, y como es más que posible que empiece a dejar comentarios en tus posts he pensado que era mejor saludar y presentarme.

Hola! ( creo que ya lo he dicho, pero bueno.. nunca está de más )

Me llamo Laia, tengo 28 años y soy de Barcelona ( aunque también estoy viviendo en London )

Tu historia me ha recordado un chiste, va un italiano, un húngaro y un español..
Y lo de la bici, es una putada.. pero tengo que reconocer que es bastante cómico.

Ale pues. Mucha suerte con el robo.

Ale Mallado dijo...

Qué ganas de estar ya por allí! Espero en un mes o así pegar el salto, que no aguanto más!!

Mamen dijo...

quiero más información de esa que dicen ser la mujer de tu vida...
Y PRONTO!!!!!

Calvanki dijo...

Laia, un halago que me hayas seguido y tengas intención de seguir haciéndolo. Espero no defraudarte como voy a hacerlo con lo del robo: me han mandado las llaves del candado por correo. Está claro, la vida no es tan excitante como lo es en el blog.

Ale, anda que tu no eres tonto, vienes con el buen tiempo.

Calvanki dijo...

Mamen... jajaja, nada, por ahora nada, simplemente fue un circunloquio estilístico.

928lauri dijo...

A ver illo, como te lo explico, me han pedido que redacte para el sábado que viene en clase una situación de coña que le haya pasado a alguien y tú y tu bici napolitana teneís todas las papeletas. Eso incluye imaginarte enfrente de tu trabajo haciendo el corki(los detalles irán llegando) asi que NI DE COÑA te ha mandado las llaves el spaguetti, haré como que no he oído nada.

Calvanki dijo...

Laura, NI DE COÑA me han mandado las llaves. Ya me lo dejarás leer.

arvaro79@gmail.com

usa el correo ordinario y adjúntalo cuando lo termines,jajajaj, sea o no el de la bici.