sábado, 2 de abril de 2011

Tips



Tips son propinas. Y esta entrada se la dedico al David, mi compi de piso. Por que si creéis que esto es largo... ni os imagináis lo que el pobre ha tenido que aguantarme hablando del tema.

Aquí se tiene la costumbre de dejarlas y es un sobresueldo el que gano con ellas.

Después de un año trabajándomelas he desarrollado lo que se podría decir un sexto sentido para calibrar qué mesas van a dejarlas y cuáles no. A veces fallo, como en la foto anterior. Pero hablemos de la foto más tarde.

¿Quién deja propinas? Los ingleses y los que viven en Londres. Los turistas nunca. Y dentro de ese nunca los peores son los franceses y con los que más buenas sorpresas te puedes llevar es con los rusos. Los españoles a veces me dejan por una cuestión de afinidad y o empatía y además te hacen toda una fiesta, como esa mujer de cincuenta años con un tinte barato que te viene con su sonrisa de madre y casi abuela y te dice casi en susurros "esto es para tí, majo" y se va tan contenta por dejarte una libra en una cuenta de cincuenta (cuando la costumbre sería dejar cinco, o incluso más, porque ahora en los locales donde te cobran el servicio lo suelen hacer un 12,5% de la cuenta). Donde yo trabajo no lo cobran, nos lo tenemos que currar y aunque es más trabajo hace la cosa más interesante.

Dentro del grupo que te deja propinas, es decir, ingleses y residentes está claro que los que más dejan son los de la familia "der taco" utilizando terminología "moranquil". Los "der taco" son padres de familia, de mediana edad, ricachones que te suelen dejar siempre el 10%. A mi se me ponen los ojos como platos cuando veo a un típico gentleman de Chelsea con su mujer tres veces operada, su hijo púber gilipollas y su hija que se atusa el pelo cada tres coma dos segundos. Ese te deja 10 libras fijo. Luego están las peligrosas, las peligrosas son las cuatro amigas que viene, se jartan de cockteles y luego te plantan cuatro tarjetas para pagar. A veces te dejan, a veces no y cuando no los hacen te gustaría que se les cayera el pelo, las tetas, y que no volvieran a sentir un orgasmo... por que las hijasputa dan trabajo que te cagas y jode cuando no te lo compensan. Luego están los adolescentes: dan mucha guerra, piden muchas gilipolleces, hacen que te salgan las arrugas más rápido y tampoco suelen dejar, da igual que sean los hijos de Ricahrd Brandson. Aunque, bueno, hoy me he llevado una alegría, me ha fallado el radar, y tres chavales de unos trece años me han dado un billetito verde de cinco libritas por una cuenta de 45, well done guys. Luego están las parejas. Tienes que filtrear un poco con la niña y si la niña está contenta, el guayabo paga las propinas, de mala gana, pero las paga. Están las mesas "buen rollito", gente con la que conectas y que suelen pagarlas puntualmente. Aunque sin duda los mejores son los "Dioses", un grupo de iraníes, muy güena gente, con los que te los pasas de miedo y te dejan a veces hasta el 100% de propinas (es decir, te dan cuarenta pavos por una cuenta de cuarenta)... cuando entran por la puerta todos vamos corriendo a besarles los pies. Y bueno voy a parar la categorización porque si no podría extenderme hasta el infinito.

La cuestión es que tienes un margen de un 10-20% en hacer propinas. Me explico. Si te esfuerzas a tope, les haces reír, hablas con ellos, sonríes hasta que los músculos faciales te duelan y tienes detalles como ser capaz de llenarles el vaso de agua antes de que te lo pidan....como mucho consigues entre un 10-20% de propinas más que si sólo les llevas de una manera medianamente eficaz la comida y la bebida. Es decir, todo tu esfuerzo repercutirá sólo en un 10-20% más en propinas y según el día. Porque el que es de dejar propinas deja y el que no, no. Si eres muy bueno, servicial y güena gente, el que suele dejar quizás te deje un poquito más y rara vez el que no es de dejar, deja.

Y luego están los momentos como el de la foto de arriba.

Es una mesa donde te partes los cuernos, bien atendidos, cambiándoles el aguita, el ginger, quitándoles a la mínima los platos sucios, haciéndoles reír, si no estoy de coña, haciéndoles reír. Son ingleses, jóvenes, con tarjetas oro, una de ellas viene con los padres y los padres dejan buena propina y uno se dice a si mismo, de tal palo tal astilla. Encima les recomiendas un par de sitios donde ir en Londres que ellos, siendo proper Londoners, desconocen. Charlas, les vuelves a cambiar el agua y les sirves de la botella su vino, le quitas un postre de la mesa y se lo traes fresco, recién hecho; y más jijis, jajas y más risas por aquí y por allá. Vamos, que cuando con sus tarjetas oro te pagan la cuenta y no te deja propina por las tarjetas, tú te vas tranquilo pensando, de lujo, me la van a dejar en cash... y ves como los tipos buscan en sus carteras y como luego se van, y ves ahí el folder y estás seguro que debajo hay un billete de al menos 10 pavos, y ni si quiera se te pasa por la cabeza que no te vayan a dejar. Y efectivamente te dejan. Te dejan esa miserable calderilla de los cojones y se te queda una cara de gilipollas de "oye mírame la cara de gilipollas que tengo" y entonces automáticamente empiezas a cagarte en toda su puta madre. Y es que, ome, si vas a dejar esa mierda no dejes cojones, que dejando eso me insultas colega. La próxima vez que vengan les va a hacer reír Don Gato.

Pero bueno, esos momentos de leche agria se compensan con otros. Hoy me han dado las mejores tips en lo que llevo trabajando de camarero. Y es lo que ha motivado que escriba esta entrada. No ha sido dinero. Ha sido un dibujo que me ha hecho una niña. Era un matrimonio y su hija. Les he servido, me han pagado y han dejado su correspondiente 10%. Y al final la niña ha venido con el papel que le solemos dar a los críos para que se entretengan coloreando mariposas en el que me había escrito en su reverso esto:

"Thanks for the food"

Y me lo entregó con una sonrisa tímida y con la ilusión de una chiquilla de siete años a la que le choqué las cinco.

Con momentos así, que les den por culo a todos los gilipollas que -sin razón- no te dejan propinas (hay veces, admitámoslo, que no te las dejan y es con razón)

Gracias, te llames como te llames, me regalaste un momento muy bonito.




I have written about tips. I´m a waiter and I have to fight for tips. Sometimes you have tables where you do your best, your fucking very best and then they leave you just some coins, small change... You became upset, sometimes angry when this happens and it happens every now and then. But all these bad moments go away when a little customer gives you a piece of paper saying "thanks for the food" . It was great and above all it was sweet. And no doubt this was the best tips ever I have got since I´ve been working as a waiter. Thanks, whoever you were little girl, you really made my day.

11 comentarios:

928lauri dijo...

Esa d es unica.

Osman dijo...

A ver, las cosas como son, las tips que mas te gustan no son un dibujo que parece realizado por un hibrido entre Picasso y Mickel J. Fox, las mejores son las de las inglesas que te dejan su numero de telefono apuntado en una servilleta!!

928lauri dijo...

joder, eso pasa? como triunfamos y luego me dicen a mi... :)

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

Magnífico tratado sobre los tips.
Cuando estuvimos en England, apenas dejábamos 1 libra por comida y cuando no nos quedaba más remedio porque nos sonreían mucho. La próxima vez... Ya veremos qué hacemos la próxima vez.
Apuntate un 10%, Calvanki.

Calvanki dijo...

Hija, Lau, que más quisiera uno haber tenido esa suerte. Este Osman, que se cree que todos son como él.

Manu, la próxima vez deja al menos un 5% cohones!!!

Jorge dijo...

Oooohhhhhhh, con lo que tu eres me extraña que no se te escapase algún lagrimón ahí con la cría...

Ya te lo has enmarcado y colgado en el salón?

Anna dijo...

Jo, doncs a mi em donen un dibuix així i vols que et digui, com que m'alegren el dia :)

tusister dijo...

Ajajajajaj¡¡¡¡¡ aqui en España...los catalanes...(perdon por Ana...) no te dejan un puta mierda...ahora..los españoles en general...te complican la vida, con sus diferentes tipo de cafes..para gustos varios..y como mucho te dan de propina el 0,005 del total de la cuenta....
asi que bueno.... animo y a seguir luchando...
pd: a mi el dibujo me parece total!!!

winstonsmith dijo...

yo trabajo en un hotel, de mozo de equipajes (en realidad hago de todo). Me pregunto una cosa: si salvara a un francés de caer por un acantilado....conseguiría que me diera otra cosa que no sea su detestable "merci meusieur..."? En cuanto a los catalanes, el otro dia serví a unas familias que eran de antologia. Cumplieron punto a punto con el tópico del catalan. Miserables hasta el final.

Blogger dijo...

SwagBucks is the biggest work from home website.