viernes, 23 de enero de 2009

El día en que descubrí el edificio de Robert McAlpine





Todos los días pasa igual, uno se despierta. El móvil como cómplice suena a las 7:00 en punto. Diez minutos más. Ducha. Se me hace tarde, desayuno por el camino. Tomo un café en Picadilly y a las ocho y media estoy en la Callan. Dos horas como un papagallo. En la sala de estudio (es en un pasillo, invita a no quedarse) le sirvo al cerebro una ración de gramática inglesa. Pero me aburro. Llamo a Iván, alicantino. Habíamos quedado para ir a repartir curriculums (cv) por el centro junto a Adrián, un tinerfeño. Quedamos en “Temple”: District and Circle Lilne (verde y amarilla).

Les espero una hora. Esto es Londres.

Pateamos y hacemos el triángulo entre “Temple” – Covent Garden (el vértice) – Victoria Station. No sé cuánto sería el área cuadrado pero os lo traduzco de forma elocuente: tres horas pateando.

Currículums, ninguno. Nothing como dicen akí.

En ningún establecimiento los pedían. Los ingleses tienen la sana costumbre de pegar carteles cuando necesitan a alguien, cuando no, ni te molestes a intentarlo.

Nada.

Pero claro, cuando llevas una hora caminando y con sólo un café y te entra hambre y te cagas en to la puta madre de que falta de trabajo que hay… pues te entra la coña y evidentemente empiezas a no fijarte en todos los bares, tiendas y cadenas repartidas dentro del triángulo, te das un garbeo por la National Portrait Gallery (breve, sólo vimos la antesala de una exposición de pago de Annie Leibovitz) o nos ponemos a observar al monigote de Buckingam Palace andando a la bartolesca como se hacía y hace desde tres siglos por lo menos. 

Aprieta el hambre pa tos, así que empezamos a buscar. Que si esto sí, que si esto no… más coña. Al final, un clásico: McDonals. 1000 calorías para reponer fuerzas.

Justo antes entregué el primer cv de la tarde. En una librería, necesitaban personal a tiempo parcial y como Key Chosen (o algo así, ahora no recuerdo). Es una cadena cuyo nombre no recuerdo en Victoria Road, al lado del Cardinal Palace. Un edificio de Robert McAlpine. Arquitectura contemporánea en estado puro.

(es que yo tenía un libro de arquitectura y recordaba que este edificio estaba en Londres, pero ni me acordaba de su nombre, ni del Arquitecto y menos de dónde poder encontrarlo, así que fue toda una suerta toparme con él; pero vamos, estas son las historias del aguelo cebolleta)





La entrega del primer CV lo celebramos como a la española: olé, olé, olé olé olé (nos faltó unas aceitunas pa rematá)

Después de comer, Adrián lo presentó también.

Y añadimos metros a nuestra aventura.

En Victoria Station, dentro, se encuentra la oficina de reclutamiento del Pret a Manger. Una cadena mu parecida al Starbucks... pero en vez de tonos verdes, de tonos ocres y concierto tufillo francés. 

Allí fuimos ya cargaditos de coña.

Y la liamos.

Ambiente british. Es decir, silencioso, tranquilo, como si todo el mundo estuviera a su puta bola, escuchando con los cascos, leyendo un libro. Vacío. Pues allí que fuimos a meterle ruido. Resulta que Adrián e Iván ya habían cumplimentado el proceso, que consiste en un papel dónde contestas preguntas. Las instrucciones dictaminan que debes esperar tres meses antes de cumplimentar otro, pero se picaron conmigo. Y allí los tres, rellenando, retomamos la coña.

Fue guapo.

El formulario una completa estupidez, pero que supongo ahorra mucho tiempo y dinero a cadenas grandes como ésta.

Das tu nombre, tlf y mail. Luego los días que quieres trabajar, horas, horario, vamos información práctica. Pero es curioso. Las casillas para marcar no se rellenan con tachaduras, no son los usuales y familiares cuadraditos. Los de Pret son más cool, ellos te ofrecen estrellas. Adrián e Iván las recircularon. Yo la coloreé de negro con mi propio boli.

Me huele a mi que esto de las estrellitas es una idea mágica de uno de esos gurus de lors recursos humanos. "Al desibucarlos de su práctica normal con el signo de la estrella añadimos una dificultad al futuro posible trabajador del Pret, su respuesta al estímulo inesperado nos ayudará a determinar sus facultades mentales, agilidad, polivalencia y determinación..."

Luego vinieron las preguntas toca moral:

¿Cuáles son tus razones para querer trabajar en Pret?

¿Cuáles crees que son tus cualidades u experiencias anteriores para trabajar en Pret?

Iván que es un tipo responsable lo rellenó con las típicas frases que se suponen quieren oír.

Yo fui un poco más capullo y Adrián más salvaje.

Yo contesté:

“It´s a secret”

Adrián contestó :

“Because the centre forward of Chelsea was caught” (Porque el puesto de delantero del Chelsea ya estaba cogido)

Y ya de perdidos al río… y me hice un poco de publicidad. Al final puse la dirección del blog y esta gente me ayudó a traducir la siguiente frase:

“Si no me dais la oportunidad del trabajo por lo menos leer mi blog”

Evidentemente no nos van a llamar, ni a mí ni a Adrián. A Iván tampoco (recordar, no han pasado esos tres meses)

Para terminar date and sign.

Yo lo que creo es que lo del Pret se han gastado una millonada en una máquina que escanea las solicitudes (en base a los parámetros de esos gurus de los recursos humanos) y analiza la letra, la firma, las respuestas, la limpieza del papel, coteja los horarios ejecutando millones de operaciones de cruce comparado para optimizar resultados (si valora que metiendo a tres nuevos de tal horario es mejor que dos que ya tiene contratados con tal otro, pues despide a estos últimos y tan tranquilo). Vamos, una máquina guapa vaya. Con nuestras solicitudes buscará en su archivo el puesto de “payaso” y al no encontrarlo en el organigrama nos desechará a la basura.

Bueno… me llegaré dentro de tres meses –si quiero cambiar de trabajo (no me digáis que no es esa la actitud)- y la rellenaré correctamente, es decir, aburridamente.

Casi ligamos. Resulta que hubo dos españolas que se reían con nuestras tonterías. No por la gracia intrínseca, sino por el descontexto; es decir, oír gilipolleces y risotadas en una oficina de reclutamiento. También había una india y se reía, y esta no nos comprendía. Bueno eso de ligar es sobrevalorarnos… pero les hicimos gracia.

Después del gran pateo hubiera pegado unas pintas. Pero no nos animamos.

Ahora es de noche y llueve. Suele llover por las noches.

Esto del trabajo es bastante menos sencillo de lo que pensaba. Pero tampoco es difícil, sólo es repetir esta operación por diversos sitios, diversos días.

Luego he llegado, he visto una peli, cenado y escrito esto.

One day in London.

Mañana es weekend y tenemos concierto, fiesta el sábado y turisteo el domingo. Quizás vayamos incluso al futbol, es la copa, juega el Chelsea y hay entradas baratas (15 libras).

Interesante fin de semana.



Éste video se añade el 24-01-08 en contestación al anónimo/anónima del 2º comentario... al final hay prueba feaciente de que estuvimos en el edificio de R.McAlpine.

jeje



8 comentarios:

Anónimo dijo...

Juraría que la imagen del edificio ese es una Infografía. Aquí fotos reales (o videos) o no nos lo creemos!!!
Solo por cachondos creo que aceptaría vuestro curriculum pero me temo que los ingleses son un poco más serios.
Os habéis cruzado con los fans del Millwall?. En todo caso, cuidadito con ellos.

Calvanki dijo...

Querido anónimo/a

No nos hemos cruzado con ellos... pero si nos cruzamos nos esconderemos.

Ah... y hoy o mañana verás un video -que no iba a montar- sobre como repartimos curriculums en London y sobretodo para que veas que estuvimos en ese edificio.

Ta lue

Anónimo dijo...

de comienzo parece un blog interesante, pero leer tanta ida por las ramas da la idea de estar escuchando a un charlatan, es un consejo nada mas

Calvanki dijo...

jajajjaa,

Anónimo/a

Gracias por el consejo.

Soy un charlatán y uno... bueno da igual.

Seré un ramero.

M. Bernal dijo...

Mejor irse por las ramas y despertar al alma que quedarse mirando cómo se bifurcan, sin ver la savia que corre por ellas.

Anónimo dijo...

Ei..Alvaro. Gracias por el video del edificio de McAlpine. Había visto cosas de esta gente y tenia curiosidad.
Ma gustao vuestra manera de echar curriculums!!!. Sigue así tio. Maxi

Calvanki dijo...

Gracias Maxi... lo malo es que no puedo seguir así..jajaja

Blogger dijo...

ClixSense is the best work from home website.