sábado, 14 de febrero de 2009

Meredith es un cielo.

Ella ve mi muñeca. La ve llena de pulseras feas. Y me dice que así no voy a ninguna parte (o algo así entiendo yo)

Se mete en el cuarto. Regresa.

Yo ando fregando, también ando haciendo unos garbanzos con receta materna.

Me toma la muñeca y...



Me dice que es de argentina.

(allí vive su padre)

y yo me emociono.

jajajajaj

7 comentarios:

Anónimo dijo...

That's sweet ^^.

Anónimo dijo...

Tus pulseras son ¡preciosas!, y ya veo que tambien te gustan con colorido..... pero claro depende de quién te las regale....jajaja
c.s

itjustbegan dijo...

Yo también tengo una de como esa blanca finita! y la mía también está roida... jajaja Pero hasta que se caiga sola estará ahí!!! :P

Sí que es maja la chica :)

J. Sánchez dijo...

Meredith es un cuento de hadas y vosotros vais de faunos.

Calvanki dijo...

jajaja, tu eres un bambú en el pantano, jajajja

J. Sánchez dijo...

¡¡¡aaaahhhh, diablillos...¡¡¡

M. Bernal dijo...

Qué tienno!