jueves, 26 de febrero de 2009

Revolutionary Road in Coronet.

Volvimos al Coronet en Notting Hill.

Probamos la otra sala, la pequeña... y yo que iba con la cámara pa pillar la grande. Bueno... lo pasamos bien. La peli regulá pa mi. Un drama familiar de parejas que caen en la monotonía... Revolutionary Road. La peor sin duda de Sam Mendes.

La anécdota es que tuve to el rato a un calvo cabezón enfrente con novia que no me dejó ver la mitad de la pantalla menos cuando se abrazaba a su pava (y entonces me entraba envidia de la mala, jajajajaja)



Para los que la vean... creo que tiene un final forzado y que cae en lo que nunca se debe de caer: previsibilidad.

Pero no me extiendo más en una crítica... porque cuando otros las hacen mejor, afiladas, punzantes y sobervias... pa que se va a poner uno a intentar emularlo.

4 comentarios:

la cabeza en la puerta dijo...

No sé si agradecértelo o mentarte a la familia, y no sé si creérmelo o pensar que forma parte de tu incipiente inclinación al humor inglés, en cualquier caso, lo importante es que, aunque está claro que no has visto nada, por lo menos lo has entendido, así que congratulations, por eso y por librarte del tormento del doblaje.

Calvanki dijo...

Javi... todas mis palabras son truth (o casi todas)

J. Sánchez dijo...

Dicen que cuanto más te alejas de la pantalla, más te crece el cuello.

Melibea dijo...

soberbia, cielo