martes, 27 de abril de 2010

Patata, cerveza jamaicana y películas con sangre.

Cerveza jamaicana es lo que estaba bebiendo.

Película con sangre es lo que algunos quieren hacer conmigo.

Y patata es esto:


I was drinking Jamaican beer.

Bloody movie is what some people want to do to me.

And this is potato:




Pd: primera aparición, y estelar, de Marta en el blog. Maraaavillooooosso. Maraaavillooooosso.

Por cierto: os quiero

8 comentarios:

Anónimo dijo...

ay omá


g

tusister dijo...

jejejejejeje¡¡¡¡¡¡pobres mis vecinas...chicas¡¡¡no dejen que el capullin de mi hermano haga esto con vosotraaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Unknown dijo...

jajajajajajajajaja !!! xD

Anónimo dijo...

tienes el pelo pa cortar

Anónimo dijo...

a la de una.. a la de dos ... y a la de???

XDDD

Tengo que seguir mandandote preguntitas ehh :) no me olvido pero ando superliada.

Calvanki dijo...

jajajaj, yo creía que te habías olvidado ya.

Un besazo.

Marta Comesaña dijo...

Toda esta patraña tiene su consiguiente explicación. He empezado a darme cuenta que, ya no sólo David, si no que el resto de gente que acompaña en el día a día a Álvaro ya no le sigue el juego como antaño, han empezado a cansarse de sus tonterías y parecen reacios a darle cancha como se podía apreciar antiguamente, en las primeras publicaciones de este blog. A mí eso me destroza el alma y me humillo públicamente si hace falta para que seguirle la corriente a Álvaro y que pueda volver a hacer de las suyas, que es, en el fondo, lo único que le da vida.

No te olvides nunca de quienes somos tus verdaderos amigos.

:P

Y, como buena amiga, cumplo con mi promesa de hilarte el final de la entrada. Muchos días después que pa´eso me has dejado en evidencia, ¡mamón!:

Había una gitana gorda de mandil que vendía fruta en los mercadillos y que conoció a un señor de mucho dinero que se enamoró de ella y la quitó de la
calle y la trataba como a una reina: viajes, coches, casas,... Lujo y más lujos.....

Un día fueron a Marbella a pasar unos días y asistieron a una fiesta de gente mucho postín y adinerada.
Estaba la gitana con dos señoras mas charlando de los lujos y placeres de la vida, cuando dice una de ella:

El otro día, fui con mi marido a una exposición de coches y al pasar por delante de la firma Mercedes vi el último modelo descapotable ¡que me
encantó!, y al día siguiente mi marido me lo regaló.

Dice la gitana: "maravilloso, maravilloso"

Dice la otra señora, pues yo fui con mi marido a una exposición de joyas y al pasar por delante de un expositor, vi un collar de oro blanco con rubís y esmeraldas, ¡que divino!. Al día siguiente, mi marido me lo ha regaló.

Dice la gitana: "maravilloso, maravilloso"

Y le preguntan a la gitana: "oye, o sea, ¿tu marido no te regala nada?"

Y dice la gitana: "si, claro, mi marido me ha regalado un profesor de dicción.

"¿Como?" dicen las otras.

"Sí, yo antes decía "asandia" y ahora digo "sandia", antes decia "malacotones" y ahora digo "melocotones" y antes decía "me sua er coño" y ahora digo "maravilloso, maravilloso"


Pd. Te quiero pantifloti.

Marta Comesaña dijo...

¡Qué estaba en pijama, coño!!

:D