martes, 27 de abril de 2010

Patata, cerveza jamaicana y películas con sangre.

Cerveza jamaicana es lo que estaba bebiendo.

Película con sangre es lo que algunos quieren hacer conmigo.

Y patata es esto:


I was drinking Jamaican beer.

Bloody movie is what some people want to do to me.

And this is potato:




Pd: primera aparición, y estelar, de Marta en el blog. Maraaavillooooosso. Maraaavillooooosso.

Por cierto: os quiero

8 comentarios:

Anónimo dijo...

ay omá


g

tusister dijo...

jejejejejeje¡¡¡¡¡¡pobres mis vecinas...chicas¡¡¡no dejen que el capullin de mi hermano haga esto con vosotraaaaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

J. Sánchez dijo...

jajajajajajajajaja !!! xD

swyx dijo...

tienes el pelo pa cortar

monttse dijo...

a la de una.. a la de dos ... y a la de???

XDDD

Tengo que seguir mandandote preguntitas ehh :) no me olvido pero ando superliada.

Calvanki dijo...

jajajaj, yo creía que te habías olvidado ya.

Un besazo.

Marta Comesaña dijo...

Toda esta patraña tiene su consiguiente explicación. He empezado a darme cuenta que, ya no sólo David, si no que el resto de gente que acompaña en el día a día a Álvaro ya no le sigue el juego como antaño, han empezado a cansarse de sus tonterías y parecen reacios a darle cancha como se podía apreciar antiguamente, en las primeras publicaciones de este blog. A mí eso me destroza el alma y me humillo públicamente si hace falta para que seguirle la corriente a Álvaro y que pueda volver a hacer de las suyas, que es, en el fondo, lo único que le da vida.

No te olvides nunca de quienes somos tus verdaderos amigos.

:P

Y, como buena amiga, cumplo con mi promesa de hilarte el final de la entrada. Muchos días después que pa´eso me has dejado en evidencia, ¡mamón!:

Había una gitana gorda de mandil que vendía fruta en los mercadillos y que conoció a un señor de mucho dinero que se enamoró de ella y la quitó de la
calle y la trataba como a una reina: viajes, coches, casas,... Lujo y más lujos.....

Un día fueron a Marbella a pasar unos días y asistieron a una fiesta de gente mucho postín y adinerada.
Estaba la gitana con dos señoras mas charlando de los lujos y placeres de la vida, cuando dice una de ella:

El otro día, fui con mi marido a una exposición de coches y al pasar por delante de la firma Mercedes vi el último modelo descapotable ¡que me
encantó!, y al día siguiente mi marido me lo regaló.

Dice la gitana: "maravilloso, maravilloso"

Dice la otra señora, pues yo fui con mi marido a una exposición de joyas y al pasar por delante de un expositor, vi un collar de oro blanco con rubís y esmeraldas, ¡que divino!. Al día siguiente, mi marido me lo ha regaló.

Dice la gitana: "maravilloso, maravilloso"

Y le preguntan a la gitana: "oye, o sea, ¿tu marido no te regala nada?"

Y dice la gitana: "si, claro, mi marido me ha regalado un profesor de dicción.

"¿Como?" dicen las otras.

"Sí, yo antes decía "asandia" y ahora digo "sandia", antes decia "malacotones" y ahora digo "melocotones" y antes decía "me sua er coño" y ahora digo "maravilloso, maravilloso"


Pd. Te quiero pantifloti.

Marta Comesaña dijo...

¡Qué estaba en pijama, coño!!

:D