viernes, 5 de diciembre de 2008

Algunas disquisiciones con, por y del vino.

2 comentarios:

M. Bernal dijo...

Parece que va refrescar, no?
Y brindis..chin!

Si es de California no suele ser aquello la armonía de los bellos sabores, jajaj, desde mi experiencia os digo.

Dice también una tal Lilia opinando sobre el Red Zinfandel Gallo Family que es un vino seductor, con pronunciado sabor a cereza e incluso a licor de cereza, y algún toque de reglisse.

Para acompañar a carnes blancas y pastas.

Ese sabor a coñac que tú notabas puede ser regaliz, o licor.

Pero me parece que seducir no os ha seducido mucho, no? jajaja.

En Alemania también es tradición, en fechas señaladas, beber una jarrita de vino caliente, con un poquito de canela. Yo prefiero un tesito..

Salut, abrazoz

Calvanki dijo...

Jo, muchas gracias por la información... se la pasaré a mis compañeros.

Lo del vino caliente to es probarlo, yo ya lo cabilé antes incluso de que supiera que era práctica en algunos lugares. Lo de la canela ya me convence menos.

De lo que me he quitado de raiz es del cafe... y para mi sorpresa no lo echo de menos

jajaj