jueves, 4 de diciembre de 2008

Un paseo por Londres el día en que empiezo a amar a J.Pollock.


Después del experimento decidí hacer de turista en Londres...

Así que empecé por la Catedral. San Paul. Bonita y tal... pero costaba verla como unas diez libras. Decidí rezar en otra parte. Resañable que tiene un cespecito adosado con banquitos donde las ardillas no te temen y se acercan y que en un día soleado como hoy se está mu agustito sentado en ellos.

Luego pille el puente del Millenio (que ¡¡¡horror!!! esta patrociando por mi banco de aká, el HSBC)...



(esta de abajo es la perspectiva de la llegada al final del trayecto del puente del Millenio... que atravesándolo uno se acojona bastante, porque el viento parece que te va a tirar a visitar el fondo del Támesis, y claro, yo no llevaba ni snorkel, ni escafandra, ni tubito a lo James Bond pa respirar bajo agua; vamos que me pilló desprevenío)




...y decidí visitar la Tate Modern que pilla por ahí, a ver un poco lo que se cuece en pintura contemporanea.

Es lindo verlo, interesante y arquitectonicamente espectacular.




Divertido porque ves un montón de grupos escolares, de las más diversas edades, desde chiquinurrios hasta preadolescente tocapelotas (un poco más educados que los patrios) y es divertido verlos a todos con sus niquelados uniformes verdes, azules, rojos, grises y negros, tomando notas o realizando copias de los cuadros que más les molaban. Así se enseña arte coño!!!.



Esta de arriba es perspectiva de la Tate desde la otra orilla.

Otra cosa que tiene la Tate es que en su 7ª planta alberga una cafetería (a por cierto, es gratis, excepto la planta 4ª que son exposiciones de pago. En este caso una retrospectiva de Rothko. Ya sabéis... el tipo éste que sobreponía un par de colores, el tipico cuadro pa casa de pijos o de revista de decoración.


http://www.tate.org.uk/modern/exhibitions/markrothko/default.shtm


No entré, está claro (antes de pagar por algo tengo que acabar el London free)

A lo que iba. En esa última planta hay unas vistas que te cagas. Ahí estoy yo en penumbra con las vistas detrás...



...y ahí tenéis las vistas:



Así que si os importa un pimiento el arte contemporáneo u os parece una estafa, venís, subís a la septima planta y a contemplar las mejores vistas de Londres que yo he visto por ahora.

Yo por mi parte he disfrutado de mis dos primeros cuadros de Magritte, no eran de los mejores, pero siendo la primera vez que veo las pinturas de uno de mis pintores predilectos me doy por satisfecho. Sólo me queda Hopper.

También he apreciado un par de pinturas de J.Pollock y eso ya sería rédito suficiente para decir que el viaje mereció la pena. La Tate tiene algo cómo mágico, porque yo odiaba a Pollock... pero creedme, no es lo mismo ver una foto de sus garabatos que verlos en personas, en ellos palpita una armonía extraña (turbadora).

Ah... también me gustó mucho una sala dedicada a artistuas soviéticos que el régimen obligaría a realizar carteles propagandísticos. Intenté echar fotos pero me se me tiraron encima antes ni siquiera de desenfundar (no tuve la misma suerte que en la National Gallery). Estaba en la 5ª Planta, en la sala 11. "Red star over Russia". Digna de ver. Sombría.

Aunque claro, en todo museo que se precie de arte contemporáneo no podría faltar un poco de arte de gigantes... ese arte que parece decirte que cuando más grande mejor. Eso de ahí abajo se supone que es una araña gigante. Los espectadores abajo simulan ser las moscas que caen en su red... quizás sea una metáfora de la condición alienante del ser humano enredado en las telarañas vitales de su existencia errante, dominado, manipulado y constreñido por fuerzas titánicas absolutamente visibles pero inatacables (como la banca, los gobiernos, las farmacéuticas, la multinacionales). Quizás sí... quizás no.



Después de la Tate vi el Globe... el teatro celebérrimo de Shakespeare. Pero se me agotaron las fotos porque no vacié la tarjeta. Fallo, lo sé; pero así no peto esto de imágenes.

Antes pude sacar estas dos instantáneas.

Mirad:



¿Qué coño hacen dos percebéiros en el Támesis?



Luego me compré una pita de tortilla, queso y mussrhroom (champiñones) con un zumo asqueroso y me fui a Hyde Park. Tuve momento fílmico cuando se me calló un trozo y como un centenar de pájaros me atacó además de una ardilla que llegó partiendo el bakalao. Creo que ésta última fue la que se llevó el manjar.

Conseguí ver el Serpentine... que es un afluente del Támesis abnegado y que dejan que salga un pokito en el parke éste. Allí vi a unos jovencitos rubiales con la cara colorada tipical british debido al esfuerzo de su partido de american football (no rugby ojo, que era a lo que deberían jugar), unas hippies montando a caballo con chalecos reflectantes (de lejos creí que era la poli, pero no, eran amazonas fosforescentes) y por último paseé por una feria culinaria y de cacharritos donde en vez de tickets vendían token (era Alemana) me acordé de nuestro germanófilos Javi y Borre... tenían un pedazo de su Germania allí. Además había rubias gorditas con trenzas y vestidos típicos, lo juro. Yo en los cacharritos eché de menos la olla y el canguro... eran todos sosos tiovivios y cosas pa peques mu renacuajos.

Luego paseo por Kennsington -zona pija- y de vuelta pa casa

(espero no olvidarme de vaciar la tarjeta nunca más)

2 comentarios:

M. Bernal dijo...

Bávaro, antes que pillarle algo a Rothko le pido a mi primo chico que pinte una jirafa con acuarela..., y sea como fuere que la pinte estoy seguro de que evocará eternamente más que los 'queos' de aquel, que son sus obras.


A Hooper no lo conocía, y de Magritte había visto algo. Ahora sé que es él.
De Pollock lo veo casi todo muy cargado, pero éste me gusta:

http://www.ibiblio.org/wm/paint/auth/pollock/pollock.she-wolf.jpg

Aún asi, prefiero con creces el estilo de Hooper..

Y la reflexión que has sacado de la araña gigante mola.

Calvanki dijo...

Jjajaja estamos de acuerdo.

Rothko sirve pa postales navideñas.

Hopper es evocador

Magritte un chistoso

Y Pollock cargante (pero turbador)

Vi el cuadro... guapo, guapo. jajaja

Gracias por el piroto de la araña... un abraso...